martes, 5 de junio de 2007

Gallardón, premio “Atila”

Según podemos leer hoy en muchos medios, El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha sido galardonado por la organización Ecologistas en Acción con el premio "Atila", por haber "mantenido los niveles de contaminación del aire por encima de los máximos permitidos" en la capital durante la pasada legislatura.


En realidad se refieren a la organización Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, que año tras año concede este galardón al Alcalde de Madrid. Son los mismos que denunciaron las obras de ampliación de la carretera M-501, por el hallazgo de un excremento de lince, o los que querían parar a toda costa las obras de la M-30 por el desastre medioambiental que suponían.


Quizás al otorgarle tan preciado galardón no se habrán acordado de que en los últimos cuatro años, el presupuesto destinado a Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid ha crecido un 74% y el de zonas verdes un 80%

No se habrán acordado tampoco de que entre mayo de 2003 y finales de 2007, Madrid tendrá 525.573 nuevos árboles plantados (23 veces la masa arbórea del Retiro), frente a los 93.116 de la anterior legislatura. En los dos últimos años se han plantado el mismo número de árboles que durante los quince anteriores.

Tampoco recordarán las nuevas zonas verdes como la Cuña de O’Donnell, el Parque de Valdebebas y el de Juan Pablo II, que han empezado a ser ya nuevos espacios recreativos, en avanzada ejecución, a los que en el futuro se unirá la Casa de Campo del Norte, donde han comenzado las plantaciones.

Supongo que no habrán pasado por el Anillo Verde Ciclista, ni habrán visto los 15.800 árboles y 550.000 arbustos plantados en las bandas laterales, que convierten el recorrido en un parque lineal de más de 60 kilómetros.

No habrán tenido en cuenta la mayor limpieza de las calles, los tres nuevos puntos limpios fijos y cinco móviles, y el ahorro y reciclado de los recursos hídricos, con 4,5 millones de m3 de agua reutilizada.


Seguro que no han tenido en cuenta la recuperación del río y de la calidad de sus aguas, formando parte de una actuación global que incluye la construcción de 34 nuevos kilómetros de colectores y 27 estanques de tormenta, que permitirán eliminar todo tipo de elementos contaminantes antes de que lleguen a su cauce.

Si hablamos de la nueva M-30 y de sus túneles, quizás no hayan reparado en la mejora de la calidad ambiental al haber dejado de pasar en superficie varios cientos de miles de automóviles cada día y los sistemas de filtrado y tratamiento de emisiones con que se ha dotado a los túneles evitarán que éstas, como ocurría hasta ahora, viertan directamente a la atmósfera, reduciéndose así la contaminación acústica y atmosférica.

Para conceder tan preciado galardón tampoco se habrán acordado de que el soterramiento de la M-30 en la zona del Manzanares ha liberado 500.000 m² para nuevas zonas verdes que se desarrollarán en el proyecto Madrid Río, y que formarán parte de un corredor ambiental de 3.500 hectáreas desde Getafe hasta El Pardo. Un ejemplo del resultado final es el que ya hemos empezado a ver en la Huerta de la Partida, la Avenida de Portugal, o el Salón de Pinos del Manzanares.



Pues nada, señor Alcalde, por el bien del Medio Ambiente madrileño, espero que sigan otorgándole el premio “Atila” muchos años más.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...