domingo, 20 de abril de 2008

Campus de la Justicia de Madrid. Juzgados de lo Penal


Arquitecto: Rafael de la Hoz

La estructura planteada responde fielmente al siguiente concepto: unas pantallas dispuestas radialmente soportan las losas helicoidales y, a su vez, las cerchas que coronan el segundo volumen, dispuestas igualmente de forma radial, sustentan los forjados de las oficinas. En definitiva, un concepto “justo” para un edificio fiel a sus principios.

La balanza, símbolo de la justicia, sirve de fuente de inspiración en esta propuesta. La composición dual de esta figura, formada por dos platillos colgantes en perfecto equilibrio y un soporte desde el que cuelgan, sugiere la volumetría y el funcionamiento del edificio; identificándose claramente estos dos elementos. La base de la balanza es un helicoide, fuerte, potente, que emerge del suelo con ímpetu y en el que se albergan aquellas áreas desde donde se administra la justicia.

Las salas de vistas: Los “platillos” que cuelgan contienen el resto de dependencias internas desde las que se procesa y decide la justicia: los UPAD y SCP. Para ganar rotundidad en el gesto, el resto de usos de atención al público en planta baja se hunden en el terreno de manera que quedan ocultos, adivinándose su acceso desde la rasante mediante una rampa circular. La división tripartita del programa (salas de vistas, juzgados y atención al público) queda pues perfectamente diferenciada en la volumetría; la cual aparece como un gran disco flotante, cuyo interior se vacía para albergar una espiral que se hunde en el terreno, dejando un patio concéntrico entre ambos.

El unificar todas las salas de vistas en un único espacio centrípeto facilita enormemente la comprensión del edificio para el visitante. Desde el vestíbulo principal del edificio, ubicado en la planta inferior a la baja, se visualiza el conjunto de las salas que discurren en espiral creando un gran atrio central iluminado cenitalmente. La suave rampa permite una circulación fluida del público apoyada puntualmente por tres núcleos de ascensores.


Por la parte posterior de la cinta helicoidal; discurre la circulación restringida de jueces, testigos protegidos y detenidos. Esta espiral se conecta puntualmente desde los núcleos verticales con el disco de oficinas mediante pasarelas que atraviesan el vacío. De esta manera, lo público y lo privado queda perfectamente diferenciado, permitiendo únicamente el acceso al público a los SCP y Forensía de forma controlada.

La evacuación del edificio queda resuelta a través de las rampas a ambos lados de las salas de vistas, que constituyen pasillo protegido en caso de incendio.

Las plantas bajo rasante están ocupadas por el programa rodado conectado con: el túnel (área de carga y descarga, plazas de aparcamiento y área de detenidos), el gran archivo (robotizado a doble altura), el resto de archivos y almacenes, y áreas de instalaciones. Un patio inglés, a modo de rasgadura perimetral, permite iluminar las dependencias administrativas bajo rasante y resolver la evacuación de los sótanos.

Vídeo sobre los edificios del Campus de la Justicia


(Toda la información e imágenes de este artículo están sacadas de la web del Campus de la Justicia)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...