viernes, 20 de junio de 2008

Fundación Rafael del Pino

20 de junio de 2008
Por Liberal_Madrid

La semana pasada, el 14 de junio falleció en Madrid Rafael del Pino y Moreno a los 87 años de edad. Este empresario madrileño ha sido uno de los más relevantes del siglo XX. Doctor ingeniero de Caminos, Canales y Puertos fundó Ferrovial en 1952 y durante los 48 años siguientes ocupó su presidencia. Tras esta exitosa trayectoria en 1999 creó la Fundación Rafael del Pino y en 2000 cedió el testigo en Ferrovial a su hijo Rafael del Pino Calvo-Sotelo, siendo nombrado Presidente de Honor de la empresa.



Ferrovial se ha asentado en el mercado mundial como el referente de innovación y gestión sostenible que en 1952 imaginó Rafael del Pino, con presencia en más de 40 países, una plantilla de 100.000 empleados y una facturación en 2007 de más de 14.000 millones de euros con principios como "el servicio a la sociedad, el amor a las cosas bien hechas, el espíritu del esfuerzo, la austeridad en el gasto, la reinversión del beneficio, la adaptación constate a una sociedad en evolución" y "la vista puesta siempre en el futuro."

Su inquietud y espíritu emprendedor le llevó en 1999 a crear la Fundación Rafael del Pino, a fin de "contribuir a la mejora de los conocimientos de los dirigentes de la España del futuro, al impulso de la iniciativa individual y al fomento de los principios de libre mercado y libertad de empresa. Nuestros dirigentes han demostrado que con tenacidad y esfuerzo pueden alcanzarse lugares de excelencia en todos los campos del saber y de la actividad profesional y empresarial. Merece la pena que puedan desarrollar con todo éxito sus capacidades en un mundo progresivamente globalizado, en el que la competitividad es una referencia fundamental."

La Fundación Rafael del Pino tiene como principal objetivo contribuir a la mejora de los conocimientos de los dirigentes de la España del futuro para que puedan desarrollar con todo éxito sus capacidades y transformar el conocimiento en riqueza. No en vano, una sociedad culta y preparada, no sólo será eficiente, sino que, a la vez, estará formada por ciudadanos solidarios y exigentes consigo mismos y con los demás.


La sede principal se encuentra en la calle Rafael Calvo 39, esquina Paseo de la Castellana (metro Rubén Darío). Se trata del Palacio Eduardo Adcoh que se contruyó en 1906. El arquitecto fue José López Sallaberry. Antes de ser la sede de la Fundación Rafael del Pino era un domicilio familiar -hogar de Elena Pérez Sanjurjo- (sin uso desde 1984 hasta su rehabilitación por la Fundación). Su diseño se basa en el estilo denominado «Monterrey», cuyo nombre venía del famoso palacio que los duques de Alba poseían en Salamanca, y cuya característica formal más acusada era el torreón, con pequeños arcos calados en lo alto del muro. En este palacete se emplearon las molduras de estuco sobre fábrica de ladrillo para crear los encadenados de las esquinas y el resto de temas ornamentales


El pasado 3 de junio de 2008 tras año y medio de obras, se inaguró en Madrid un nuevo auditorio con aforo para 250 personas en la Fundación Rafael del Pino, que se dedicará a conferencias, debates y otras actividades para contribuir al fomento de la cultura y al conocimiento en España. Se encuentra situado detrás del Palacio Eduardo Adcoh en la intersección de las calles Rafael Calvo y Fortuny. Se trata de otra obra más en Madrid del arquitecto cordobés Rafael de la Hoz. Destaca por la diafanidad y transparencia del edificio con una estructura metálica arbórea que sujeta ambos lados de la caja del edificio. La ausencia de pilares intermedios y la fachada vidriada dejan pasar la luz natural hasta el interior.


Fuentes de información: Fundación Rafael del Pino, Urbanity.es, y Fotomadrid.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...