miércoles, 11 de marzo de 2009

La navegación aérea en Madrid: El aeropuerto de Barajas (II)

En la entrada anterior vimos los principales sistemas de radioayuda a la navegación aérea que se encuentran en Madrid y alrededores (será mejor volver a echarle un vistazo: hace ya tanto tiempo...). En esta entrada veremos el NDB, además de cómo funciona el despegue y el aterrizaje de aviones en Barajas.



NDB


El sistema NDB (Non-Directional Beacon, baliza no direccional) es similar al VOR, solo que es una tecnología anterior. La principal diferencia entre ambos sistemas, es que el NDB no transmite información direccional, por tanto, visualmente se trata de una antena vulgar, de 50 a 100 metros de alto. Opera en frecuencias bajas (300-400 kHz), y dado que su señal se suele difundir siguiendo la curvatura de la superficie terrestre, alcanza áreas más amplias y altitudes más bajas que el VOR.



Generalmente los radiodifusores se encuentran en una instalación VOR, o muy próximos a ella. En Madrid, existen NDB cerca de los emplazamientos VOR de Castejón, Toledo y Villatobas. Operan, para diferenciarse de los otros, con distinto identificador, también de tres letras, y también es posible escucharlo con un aparato de aficionado. Además, a medio Camino de los VOR de Somosierra y Barahona se encuentra el emisor NDB de Arbancón.



Con esto hemos visto las ayudas a la navegación aérea civil del espacio aéreo de Madrid (sí, falta el ILS, pero hablaremos de ello junto con el aterrizaje y el despegue), y las he recopilado todas en este mapa:




Ver mapa más grande

El entorno del aeropuerto de Barajas


El aeropuerto de Madrid-Barajas ocupa una vasta extensión de terreno al noreste de la villa, de entorno a treinta quilómetros cuadrados, y lindando al oeste con la villa de Madrid, al este con Paracuellos del Jarama y el propio río, al sur con San Fernando y la A-2, y al norte con la M-50. Gran parte de ese terreno está ocupado por cuatro pistas de despegue y aterrizaje, entralazas por numerosas calles de rodaje, de modo que es preciso un control exacto de todas las aeronaves.



Detalle de los alrededores de Barajas en la carta aérea de vuelo visual (VFR) en el espacio aéreo de Madrid. AENA, 2008.
Detalle de los alrededores de Barajas en la carta aérea de vuelo visual (VFR) en el espacio aéreo de Madrid. AENA, 2008.

Las pistas


Las cuatro pistas del aeropuerto son paralelas dos a dos, esto es, tienen dos direcciones: 180º-360º (Norte-Sur), y 150º-330º (la doble numeración indica la orientación de cada cabecera). En aeronáutica las pistas se nombran en función de su orientación, redondeando los dos primeros dígitos, de forma que sea fácil de recordar y a la vez útil. Además, en caso de que varias compartan la orientación, se las distinguirá si están a derecha o izquierda (en inglés, right y left). Por tanto las pistas de Barajas son: 18L-36R, 18R-36L, 15L-33R, 15R-33L.



Todas las pistas se encuentran asfaltadas. De ancho tienen 60 metros, y de largo 3.5 quilómetros las dos más orientales, 4.1 la 15R-33L, y 4.35 la 18R-33L, de forma que incluso un Airbus A-380 puede aterrizar sin problemas. Aunque, en realidad, la longitud de todas ellas es menor, dado que tienen el umbral desplazado, lo que quiere decir que el comienzo de la pista se ha desplazado un poco para evitar problemas de ruido con las poblaciones limítrofes.



Detalle de los alrededores de Barajas en la carta aérea de vuelo visual (VFR) en el espacio aéreo de Madrid. AENA, 2008.
Cabecera de la pista 18L. Los chevrones amarillos indican que en esa zona no se puede rodar, presumiblemente por ser una zona de desgaste para frenar el avión ante una salida de la pista. El umbral desplazado está señalizado por las flechas en el eje de la pista, que señalan su inicio, a partir del número que la identifica.

En la siguiente entrada, seguiremos viendo características y el funcionamiento del aeropuerto de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada