domingo, 27 de septiembre de 2009

I Carrera de los Transportes, conclusiones

Comparación de distintos modos de realizar el viaje entre Madrid y Móstoles



El jueves 24 de septiembre a las 19:00, como estaba previsto, comenzó la I Carrera de Transportes de Madrid, organizada por Andén 1, entre la puerta del ayuntamiento de Madrid como punto de partida, y la puerta del ayuntamiento de Móstoles como llegada.


Estos son los resultados:



RUTA 1: Se hizo en vehículo. El coche estaba aparcado en el aparcamiento público bajo el paseo de Recoletos. Se rodeó la manzana de la Casa de América, continuó por la Calle de Alcalá y Gran Vía, girando en la Plaza España para bajar por Cuesta de San Vicente hasta coger la A-5. Pese a ser hora punta, la Gran Vía presentó un tráfico fluido, debido al colapso que sufre la zona de Colón por las obras de reforma del Paseo de Recoletos y la calle Serrano. Una vez tomada la A-5, se circuló entre 50 y 60 km/h, dado el denso tráfico que había hasta Campamento. A partir de dicho punto se pudo incrementar la velocidad hasta 90 km/h, y tras pasar las complicaciones que hay en las conexiones con la M-40 a la altura de Alcorcón, la carretera presentó un tráfico fluido con una velocidad constante de 80 km/h. Una vez en Móstoles, el vehículo callejeó hasta alcanzar el centro ciudad y aparcó al cabo de unos minutos. Total tiempo de recorrido: 54 minutos.

RUTA 2: Desde la glorieta de Cibeles, se cogió un autobús urbano de la EMT dirección Atocha, para allí coger la línea C5 de Cercanías, que en unos 25 minutos realiza el recorrido, sin incidencias y sin presentar una gran aglomeración de gente dentro de los trenes. Una vez en Móstoles, se tardó unos 10 minutos a pie para llegar al ayuntamiento. Total tiempo de de recorrido: 55 minutos.

RUTA 3: Tomando el Metro desde Banco de España (línea 2), se utilizó este medio de transporte para llegar hasta la estación de Pradillo (línea 12 Metrosur). La línea 2 no presentó incidencias ni retrasos hasta la estación de Noviciado, transbordo que se hizo en unos minutos para coger en Plaza de España la línea 10 hasta Puerta del Sur. Durante el recorrido de la línea 10, los coches presentaron una gran afluencia de viajeros y estuvo detenido en una estación un poco más de tiempo de lo necesario. Una vez en Puerta del Sur, la línea 12 funcionó con rapidez y agilidad hasta la estación de destino, Pradillo, cercana al ayuntamiento de Móstoles. Total tiempo de recorrido: 57 minutos.

RUTA 4: Se optó por ir hasta Recoletos andando para utilizar sólo el Cercanías. Se empleó 16 minutos en llegar a Atocha desde Recoletos frente a los 11 minutos que se tardó en ir desde Cibeles a Atocha en autobús urbano, diferencia que hizo que el grupo de la Ruta 2 cogiese el tren anterior al de la Ruta 4. La diferencia de minutos coincide aproximadamente con la frecuencia entre un tren y otro. Total tiempo de recorrido: 59 minutos.

RUTA 5: Cogiendo el metro en Banco de España (línea 2) se tardó 13 minutos en total hasta llegar a Príncipe Pío (vía Ramal). Una vez allí se optó por coger el autobús interurbano en el propio intercambiador, transbordo que se hizo rápido aunque dadas las condiciones de tráfico, y las paradas del autobús por el centro, se empleó 44 minutos en llegar al centro ciudad. Total tiempo de recorrido: 1 hora y 5 minutos.

RUTA 6: Se utilizó el vehículo privado. El coche estaba correctamente aparcado en la calle de Antonio Maura. Se escogió el camino por los Paseos del Prado y de Santa María de la Cabeza para enlazar con la A-42. No obstante, el trayecto se vio retrasado por las obras de prolongación del túnel de Santa María de la Cabeza. Una vez cogida la A-42 con tráfico fluido, hubo retenciones en esta carretera en el tramo comprendido entre la M-40 y M-45. Salvada esta situación, la M-50 presentaba un tráfico fluido dirección a Móstoles. Total tiempo de recorrido: 1 hora y 20 minutos.


Conclusiones:


La Asociación de amigos del metro de Madrid ha verificado que 5 de las 6 rutas elegidas, han llegado a su destino con una diferencia de 10 minutos aproximadamente, concluyendo que cualquier variación en el tráfico, las frecuencias en los trenes o autobuses, o incluso la velocidad con la que se camine, puede afectar al tiempo de recorrido en un margen comprendido entre los 5 y los 10 minutos.

Asimismo, el recorrido entre Cibeles y Plaza España de Móstoles se puede realizar en aproximadamente 55 minutos tanto por vehículo privado como utilizando sólo Cercanías, considerando un empate técnico entre transporte público y privado. No obstante, empleando el mismo tiempo de viaje, las ventajas del transporte público son claras:

  • Durante los 25 minutos de trayecto de Cercanías, se puede ir sentado y en un transporte cómodo y rápido.
  • El vehículo tiene el inconveniente del aparcamiento, cuyo coste se suma al coste total del trayecto, así como el tiempo empleado en la búsqueda del mismo.
  • Durante la conducción en carretera, y sobre todo en momentos de atascos y retenciones, se conduce con estrés e incomodidad, no pudiendo estar relajado ni leyendo como en el caso de Cercanías.
  • La inseguridad y el riesgo de accidentes son notablemente mayores en carretera que en un tren de Cercanías.
  • El coste para el usuario es proporcionalmente mucho más barato el tren que el vehículo privado.


Por ello, la asociación Andén 1 concluye que para tiempos de recorrido similares, es mejor optar por el transporte público dados los beneficios que obtiene el usuario.


En una segunda valoración, se comprueba como el Metro gana al autobús interurbano realizando el mismo recorrido desde Madrid. Este hecho pone de manifiesto las ventajas del establecimiento del carril bus en las carreteras, aislando a los autobuses del resto del tráfico rodado para mejorar notablemente los tiempos de recorrido.

Por último, las ventajas económicas difieren según la modalidad de billete utilizado. En primer lugar, considerando que un viajero con Abono Mensual realiza 2 viajes al día en los días laborales, obtenemos un coste unitario de viaje de 1,37 euros, siendo la modalidad de billete más barata y apta para cada una de las rutas escogidas de transporte público. Para viajes ocasionales, la opción más barata es el metro, combinando un billete Metrobús y un billete de 10 viajes para la zona de Metrosur, siendo el precio unitario del viaje de 1,4 euros en total. Finalmente, la opción más cara junto con el vehículo privado, es la combinación de billetes sencillos de Metro más autobús interurbano, empleando un coste total de 3,05 para este último caso.

El coste del vehículo está calculado sobre los kilómetros recorridos, teniendo en cuenta el consumo medio por 100 km y lo que cuesta la gasolina, añadido al precio del aparcamiento. No obstante, habría que añadir la parte proporcional del coste del propio coche, seguro, reparaciones, mantenimiento, etc…

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...