miércoles, 23 de septiembre de 2009

La M-407 se convertirá en autovía, con la eliminación de tres glorietas

La Comunidad de Madrid transformará en una autovía la carretera M-407 entre las localidades de Leganés y Fuenlabrada, mediante la construcción de tres intersecciones a distinto nivel que sustituyen tres enlaces que actualmente dificultan la fluidez del tráfico en la zona. Las obras cuentan con un presupuesto de casi 20 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses.


Ver mapa más grande

La construcción de estos enlaces a distinto nivel redundará en un incremento de la seguridad vial, ya que confluyen en esta zona 50.000 vehículos al día, de los que unos 4.500 son camiones y otros vehículos pesados, lo que se traduce en congestiones de tráfico.

Este proyecto se enmarca dentro de un conjunto de actuaciones que la Comunidad ha puesto en marcha a lo largo de esta legislatura con el objetivo de eliminar de las carreteras regionales aquellas intersecciones que por sus características resultan inadecuadas para la regulación del tráfico en vías con una densidad de paso elevada.

Dentro de estas actuaciones de nuevos enlaces, están en marcha una obra en la M-503 en Pozuelo de Alarcón y en fase de adjudicación otra en la M-300 en Alcalá de Henares. Ésta es la segunda obra de envergadura que el Gobierno regional acomete en la M-407, tras la inauguración en mayo de 2007, de los 12 kilómetros de autovía que unen Fuenlabrada con Griñón.

Dentro de este proyecto, la Comunidad se ha comprometido con la Asociación de Vecinos a estudiar una solución para la última rotonda conflictiva de esta carretera, la del Parque Polvoranca, para intentar mejorar la conexión con la M-406 y evitar retenciones y demoras.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...