jueves, 25 de noviembre de 2010

Presupuesto 2011: No suben los impuestos y se mantienen las prestaciones sociales

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y el delegado de Hacienda, Juan Bravo, han presentado los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid para 2011. Unos presupuestos que registran un descenso de más del 8% y que no comtemplan la subida de impuestos para el próximo año.

Presupuesto 2011: No suben los impuestos y se mantienen las prestaciones sociales
Por tercer año consecutivo el presupuesto del Ayuntamiento de Madrid registra un descenso por la necesidad de ajustar el gasto al volumen de los ingresos previstos, que está muy por debajo de ejercicios anteriores. El descenso se sitúa en 2011 en un 8,9% tomando en cuenta el Presupuesto SEC, o en un 8,3 por ciento -410 millones euros- si tomamos como referencia el presupuesto administrativo, de manera que pasa de los 4.966,56 millones de 2010 a los 4.526,20 millones del próximo ejercicio, aproximándose a cifras de 2007. A pesar del ajuste, el Gobierno de la Ciudad ha planificado las cuentas de 2011 de manera que los ciudadanos no sufran recortes de prestaciones ni subidas de impuestos. El único capítulo que no se ve afectado por los recortes es el de las operaciones financieras, que pasa de 257,38 a 294,63 millones, con el objetivo de reducir, por segundo año consecutivo, la deuda del Ayuntamiento. Y por los gastos impropios -prestaciones que corresponden a otras administraciones- destina un 23,56 del presupuesto: 335 € por habitante.

Mayores y discapacitados mantienen sus prestaciones

El Presupuesto 2011 garantiza a los ciudadanos que las prestaciones que demandan los madrileños, en especial los colectivos y grupos de población más vulnerables y desfavorecidos -con prioridad para mayores y discapacitados- se mantendrán en los mismos niveles que han alcanzado.

No suben los impuestos

No habrá subida de impuestos, ni siquiera se actualizarán al IPC. Es más, la tasa de basuras baja un 9% y se amplían los supuestos de exención a los contribuyentes con menor capacidad económica al elevar entre el 4,7% y el 7,7% el límite de ingresos familiares para acogerse a ella, lo que supone un 13% menos de recaudación. Y el impuesto con mayor repercusión en los ingresos tributarios, el de Bienes Inmuebles (IBI), se mantiene en el 0,581%, por debajo del que aplican las grandes ciudades españolas.

Menos gastos administrativos

El peso de los recortes recae, además de en las inversiones, en los gastos corrientes de la propia Administración municipal. En este último capítulo destaca la reducción en un 8,41% de los gastos de Personal (capítulo 1), que pasan de los 1.473,23 millones (2010) a 1.349,30 (2011), un ahorro de 124 millones que se logra sobre todo con la amortización de 1.295 plazas vacantes y dotadas, la no contratación de personal interino o la reducción de horas extraordinarias. También se ha consolidado una bajada del 15% en las retribuciones de todos los concejales y altos cargos, superior a la cantidad resultante de la aplicación del Real Decreto-ley del 20 de mayo. Por lo demás, los gastos administrativos se han recortado en los últimos tres ejercicios. Por ejemplo, se reducen de nuevo, y muy significativamente, los gastos de atenciones protocolarias (27,80%), dietas y gastos de viaje (55,57%) y conferencias y cursos (81,36%). Todos ellos ya habían sufrido una reducción en este ejercicio. Los alquileres de inmuebles generarán un ahorro de 5,3 millones de euros, y los nuevos criterios establecidos para el uso de los vehículos oficiales reducirán su coste en 1,6 millones de euros.

Inversiones para finalizar proyectos

Igualmente, las inversiones y transferencias de capital experimentan recortes significativos: 39,18% y 45,30%, respectivamente. Por eso dos de las áreas más afectadas, junto a la de Hacienda y Administración Pública, son las de Obras y Espacio Públicos (23,40%) y Urbanismo y Vivienda (18,41%). Una reducción que, sin embargo, no supone un perjuicio para la ciudad gracias al enorme esfuerzo inversor realizado en los últimos años. Los 279,64 millones de este capítulo se destinan a terminar las infraestructuras ya iniciadas. Por otra parte, las áreas que menos notarán los recortes, además de la de Servicios Sociales, son Medio Ambiente, Distritos, Seguridad y Movilidad y Las Artes.

Reducción de la deuda

El único capítulo que no solo no se ve afectado por los recortes sino que además se incrementa un 14,47% es el 9, es decir, el de las operaciones financieras, que pasa de 257,38 a 294,63 millones, con el objetivo de reducir, por segundo año consecutivo, la deuda del Ayuntamiento y, por tanto, los intereses de la misma.

Hay que subrayar que la deuda del Ayuntamiento de Madrid es la que menos ha crecido en el periodo de crisis. La ratio deuda/PIB de la capital española, o lo que es lo mismo, la producción necesaria para devolver la deuda, era mejor en 2009 que en 10 de las 17 comunidades autónomas. Un año después, sólo Cantabria mejora la de la Ciudad de Madrid. En concreto, la deuda madrileña representa el 5,6% del PIB de la ciudad, cuando hay comunidades autónomas en las que se supera el 15%. Y en el caso de la Administración Central alcanza el 43,4% de su PIB, cuando hace un año llegaba sólo al 36,3. En este periodo, la deuda de la Ciudad de Madrid ha pasado del 5,3% al 5,6%. Asimismo, según los últimos datos del Banco de España, entre el 30 de junio de 2008 y el 30 de junio de 2009, la Ciudad de Madrid incrementó su deuda un 12%, frente al crecimiento mucho mayor de las corporaciones locales en su conjunto (20%), las comunidades autónomas (65%) y la Administración central (57%). Finalmente, la Ciudad de Madrid reducirá su deuda un 9,7%. El Estado la incrementará un 25,1%.

335 € por habitante para gastos impropios

Se estima que el gasto no obligatorio, o impropio, que soportan los ayuntamientos españoles se sitúa entre el 25% y el 30%. Con motivo de la presentación de los Presupuestos 2011, el Gobierno de la Ciudad de Madrid revela que el próximo año tendrá que destinar un 23,56% a gastos impropios (335 € por habitante). Dentro de éstos, el Ayuntamiento distingue los que tiene un carácter de suplencia, es decir los originados por prestaciones que en realidad corresponden a otras Administraciones públicas. Un estudio realizado por la Universidad de Barcelona, y que se presentará en breve, advierte que suponen un tercio del total de los no obligatorios. En el caso de la Ciudad de Madrid equivaldría a 116 euros por habitante.

En 2011, el total de gastos impropios suma 1.070,25 millones de euros. La mayor cuantía va para seguridad ciudadana (423,41 millones), protección social (307,66 millones) y cultura (138,61 millones).

4 comentarios :

  1. Va, venga, sé que no va a salir nadie, pero... ¿Quién se lo cree?

    ResponderEliminar
  2. no subirán los impuestos municipales ¿y las tasas, tampoco subirán las tasas? que ese es el conejo de la chistera

    también se pueden crear impuestos nuevos y tasas nuevas, -como la de la basura, que encima se recoge menos y se limpia menos- y así no subir los que hay, aunque al final paguemos mas €€€

    el palacete de Cibeles ¿es gasto propio o impropio? ¿eso se va a paralizar o no? porque bien que se podría

    ¿gastos impropios son todas las comidas de jefes de negociado para arriba, inauguraciones, colocaciones de primeras piedras, cortes de cintas y un larguísimo etc?

    ResponderEliminar
  3. Va, venga, sé que no va a salir nadie, pero... ¿Quién se lo cree?

    ResponderEliminar
  4. De verdad... He recibido la noticia de que en 2011 NO VA A HABER NINGUNA OBRA NUEVA como agua de mayo... ¡¡Ahora sí que le voto a Gallardón!! Y si encima no me sube los impuestos mejor que mejor.
    Este hombre es bueno... Muuuyyy bueno.

    ResponderEliminar

loading...