martes, 4 de junio de 2013

Madrid quiere unirse a la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores

Madrid quiere unirse a la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. Madrid quiere ser una ciudad donde se facilite el envejecimiento activo de sus vecinos de más edad, que representan cerca del 20 por 100 de su población. Así lo ha manifestado la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en la inauguración de las Jornadas sobre "Las personas Mayores y la Ciudad", que se celebran los días 3 y 4 de junio en CentroCentro Cibeles de Cultura y Ciudadanía.

Madrid quiere unirse a la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores
Botella ha recordado que la solicitud de adhesión a la Red fue un acuerdo del Pleno municipal del pasado mes de marzo, y ha expresado su certeza de que estas jornadas, que organiza la Dirección General de Mayores y Atención Social del Área de Gobierno de Familia y Servicios Sociales, y que coinciden con la celebración del "Año Europeo de la Ciudadanía" y la conmemoración del 20 aniversario del tratado de Maastricht, suponen una buena oportunidad para establecer las bases del proceso de adhesión.

El proyecto de la Red de "Ciudades amigables con los mayores" surge en junio de 2005, en la sesión inaugural del decimoctavo Congreso Mundial sobre Gerontología en Río de Janeiro. El proyecto fue desarrollado por los trabajadores de la OMS (Organización Mundial de la Salud) Alexandre Kalache y Louise Plouffe, y su filosofía era la consideración de la OMS de que el envejecimiento activo constituye un proceso que dura toda la vida. El proyecto cuenta en la actualidad con más de 33 ciudades asociadas, entre las que están varias españolas como Barcelona, Zaragoza, Santander, y Bilbao, entre otras.

Una ciudad amigable con los mayores, ha dicho la alcaldesa, es la que dispone de las políticas, los servicios y los entornos que facilitan el envejecimiento activo de las personas. Para ello se precisa tanto un reconocimiento de las capacidades y recursos de las personas mayores, como el respeto por sus decisiones y su elección de su estilo de vida y, además, la capacidad para dar una respuesta flexible a las necesidades del envejecimiento. Condición imprescindible también es que se proteja a las personas más vulnerables.

Pero hay más. "Una ciudad amigable con los mayores es también amigable con todos los vecinos. Porque los edificios y las calles libres de barreras mejoran la movilidad de personas con discapacidad. Un entorno de barrios seguros permitirá a todos salir a la calle con confianza. Y las familias mejoran su calidad de vida cuando sus mayores cuenten con los servicios de salud que necesitan. Además, la economía se beneficia del consumo de nuestros mayores."

Madrid en datos


Al solicitar la adhesión, Madrid se compromete a realizar un estudio de la situación de nuestra ciudad en diversos aspectos: la ubicación, el tamaño y la topografía del municipio, las características sociales y económicas de la población, el número de personas mayores y personas dependientes, la distribución de los recursos públicos y privados y un análisis del mundo asociativo que trabaja en el ámbito de las personas mayores.

Madrid quiere unirse a la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores
Algunos de estos datos ya han sido facilitados hoy por Ana Botella. Por ejemplo, la población de Madrid supera los 3 millones de habitantes (3.237.937 de habitantes). De estos, el grupo de mayores de 65 años supone un 19,4% de ellos. Y los mayores de 80 años son más de 200.000 (204.458). El Ayuntamiento cuenta con más de 300.000 socios de los 89 Centros Municipales de Mayores; más de 100.000 hogares disponen de Teleasistencia; más de 45.000 usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio; y los más de 7.000 que lo son de Centros de Día.

Durante las Jornadas "Las personas Mayores y la Ciudad" se tratarán temas que serán el punto de partida para sumarse al proyecto, con un enfoque participativo, que involucra a mayores y profesionales que trabajan con ellos. A lo largo de las dos jornadas se tratarán cuatro temas fundamentales:

  • "Una ciudad sin obstáculos", sobre el entorno físico de la ciudad, la accesibilidad en la calle, en los edificios y el transporte.
  • "Servicios para mayores en una gran ciudad", tocando temas relacionados con servicios sociales, de salud, de seguridad y deporte.
  • "Comunicación e información como herramienta de conocimiento", epígrafe que incluye nuevas tecnologías al servicio de los ciudadanos, acceso de los mayores a éstas, teleasistencia, redes sociales, etc.
  • "Oportunidades e igualdad en la participación", este cuarto gran tema se refiere a los órganos de participación específicos, como el Consejo Sectorial de Mayores de la Ciudad de Madrid, pero también a la contribución de la opinión de los mayores a través de las encuestas para la mejora de los servicios, y el valor en alza del voluntariado.

"A pesar de que Madrid no forme parte todavía de este proyecto, esperamos comprobar que la capital es realmente una ciudad amigable con los mayores. Este es un proyecto que precisa la ayuda de todos. Un proyecto que, como alcaldesa de Madrid, estoy dispuesta a impulsar porque es absolutamente necesario", ha concluido Botella en la presentación de las Jornadas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...