jueves, 2 de enero de 2014

La huerta madrileña se convierte en una gran despensa de productos gourmet

La huerta madrileña se convierte en una gran despensa de productos gourmet
La Comunidad de Madrid ha transformado la huerta madrileña en despensa de las mesas más selectas. La lombarda, la coliflor, las acelgas o el melón de Villaconejos ya no son productos que suenan a cocina de pobre, sino materiales de primera calidad cada vez más demandados por los consumidores y los propios restauradores para la elaboración de sus platos.

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Enrique Ruiz Escudero, ha asistido en la tienda Gold Gourmet a un show cooking en el que el chef José David Fernández ha mostrado algunas ideas innovadoras, originales y divertidas para sacar el máximo rendimiento a estos productos de temporada, maridados con caldos de la Denominación de Origen Vinos de Madrid.

“La alianza que el Gobierno regional ha ido tejiendo con productores, cadena de distribución y restauradores para impulsar nuestro sector agroalimentario está dando resultados, y la muestra es que el sector primario en nuestra Comunidad sigue generando empleo a día de hoy, frente al descenso del 10% en el conjunto nacional”, ha manifestado Ruiz Escudero, quien ha estado acompañado por los cocineros Pedro Larumbe como vicepresidente de la Federación Española de Cocineros y Reposteros, y Mario Sandoval, presidente de esta misma entidad.

La huerta madrileña se convierte en una gran despensa de productos gourmet
La Comunidad facilita al sector herramientas de mejora de la calidad y la competitividad de sus productos. Entre estas investigaciones desarrolladas por el Instituto Madrileño para la Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) está la realizada con el chef Juan Antonio Medina (Zalacaín) en relación con distintas aplicaciones de la patata; Abraham García (Viridiana), para el uso de variedades hortofrutícolas autóctonas en sus preparaciones; Mario Sandoval (Coque), para la producción de brotes vegetales y flores pequeñas en condiciones climáticas precisas; o Fernando del Cerro (Casa José), en preparaciones culinarias con verduras muy poco conocidas.

En la comarca de las Vegas, por su parte, se han recolectado 78 variedades distintas de ajo, calabacín, calabaza, cebolla, espárrago, espinaca, fresa, guindilla, haba, judía, lechuga, lenteja, melón, pepinillo, perejil, pimiento, sandía y tomate. Estos trabajos han permitido la donación e intercambio de material. Por ejemplo, durante 2012 se atendieron 530 peticiones de material vegetal de 68 agricultores que fueron asesorados. El 65% de ellos iba a dedicar el material al cultivo en su explotación particular, el 20,5 % eran agricultores ecológicos, el 12,5% del material se iba a cultivar en un huerto didáctico y el 2% restante se dedicó a tareas de Investigación. Entre los cultivos más pedidos cabe destacar el tomate, la judía y el melón, por este orden. En total se entregaron unas 19.000 semillas.

La Comunidad cuenta con 8.284 explotaciones agrarias y más de 4.600 ganaderas, con una producción final conjunta que supera los 410 millones de euros. El Gobierno regional ha destinado este año 50,4 millones de euros en 30 líneas de ayudas distintas para el desarrollo de este sector. Estas ayudas se refieren tanto a su crecimiento en términos económicos como al intento de mejorar la formación y prevenir el envejecimiento de la población rural. El Programa de Desarrollo Rural 2007-2013 prevé una inversión de más de 146 millones de euros, dedicados a mejorar la competitividad, la mejora del medio ambiente y el entorno rural y la calidad de vida de las zonas rurales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...