lunes, 13 de octubre de 2014

Un protocolo de protección para las víctimas de trata de seres humanos

La Comunidad pondrá en marcha un protocolo de protección para las víctimas de trata de seres humanos, cuya preparación ya se encuentra muy avanzada y que se enmarca dentro del nuevo decálogo de medidas que el Gobierno regional irá poniendo en marcha en los próximos meses y que están destinadas a la prevención y lucha contra la violencia de género.

El teléfono 012 siempre con las mujeres víctimas de la violencia de género
Las diez medidas se estructuran en dos bloques, por una parte medidas para la planificación y la coordinación para una mejor atención a las víctimas y por otro lado, las que se centran en la formación y sensibilización de todos los sectores de la sociedad.

En el primero, se incluye la elaboración de un plan integral contra la violencia de género, la firma de un protocolo para la protección de las víctimas de trata de seres humanos, la elaboración de protocolos para la atención de víctimas de violencia sexual y la integración del punto de coordinación de las ordenes de protección en el sistema de seguimiento de los casos de violencia de género.

En el segundo bloque se incluyen las medidas destinadas a la formación y sensibilización donde se presenta la formación a profesionales para una atención especializada a mujeres inmigrantes y mujeres con discapacidad, formación específica para atender a adolescentes, mujeres mayores y mujeres en el ámbito rural, planes de sensibilización para toda la sociedad, más formación en este ámbito a los operadores jurídicos, una intensificación de la campaña ‘No te cortes’ entre los adolescentes y una colaboración con los orientadores de los IES para mejorar la educación en cuestiones de igualdad y prevención.

Especial atención a los adolescentes


La Comunidad puso en marcha el pasado año la campaña ‘No te cortes’ para apoyar a las chicas adolescentes que están sufriendo violencia de género en sus primeras relaciones de pareja.
Otro de los puntos importantes de este decálogo es la formación, por ello se va mejorar la de los profesionales tanto de los que trabajan en la Red de Atención Integral para la Violencia de Género de la Comunidad, como de otros profesionales que trabajen con mujeres inmigrantes y mujeres con discapacidad. Tanto en un colectivo como en otro se requiere una especial atención ya que provienen de situaciones en las que no es fácil detectar los episodios de violencia.

Además de estos dos grupos también se va a intensificar la formación de los mismos profesionales para atender a mujeres adolescentes, mayores o que residen en el ámbito rural. En este caso también se ofrecerá preparación al personal de los centros de salud de los municipios pequeños, el personal docente, el personal de los servicios sociales municipales y los trabajadores de residencias y de centros de mayores.

La región cuenta, a día de hoy, con una importante Red de Atención que está compuesta por 23 centros residenciales tanto para mujeres como para sus hijos; 3 centros no residenciales de atención especializada con tratamientos de estrés postraumático, para víctimas de agresiones sexuales y para víctimas de trata con fines de explotación sexual, y 2 centros de día.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...