lunes, 11 de julio de 2016

Isla Barceló, espacio gastronómico singular en el Mercado Barceló para fin de 2016

El Mercado de Barceló sigue haciendo honor a su nombre de Centro Polivalente Barceló. El nuevo edificio inaugurado hace pocos meses trasciende al concepto de simple mercado. Alberga además un polideportivo y una biblioteca pública y, antes de final de año, contará con un espacio gastronómico singular, que combinará degustación y comercialización de productos gourmet, cuya primera piedra se ha puesto hoy jueves 7 de julio. Al acto ha asistido la directora general de Comercio, Concha Díaz de Villegas, ya que es una iniciativa de la Asociación Profesional de Comerciantes, concesionaria del mercado, que cuenta con el apoyo e impulso de esa dirección, dependiente del Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo.

Isla Barceló, espacio gastronómico singular en el Mercado Barceló para fin de 2016


Barceló Food Gourmet, como se va a conocer este nuevo espacio de más de 330 metros cuadrados, ocupa una zona, separada de las otras plantas del mercado, a la que se accede desde la tercera planta por dos pasarelas de cristal, conformando una especie de isla que le ha valido el sobrenombre de La isla Barceló. “Queremos enriquecer la experiencia del público ofreciéndole, además de la gran despensa que suponen los comercios del mercado, la posibilidad de conocer y probar una cocina atractiva, de sabores singulares”, ha dicho Díaz de Villegas.

60 años de historia


El mercado de Barceló abrió sus puertas en 1956. El edificio que ocupaba fue derribado en 2010 para sustituirlo por el Centro Polivalente Barceló que aúna, además de las instalaciones propias del mercado, un aparcamiento, un polideportivo y una biblioteca pública. En total, tres plantas y una superficie comercial de 3.000 metros cuadrados, en la que se distribuyen más de un centenar de puestos.

La innovación, la renovación constante y las nuevas propuestas impregnan la nueva instalación. Un buen ejemplo es esta Isla Barceló en la que se asentarán 21 puestos con una oferta que va desde sushi, hasta paellas y tapas, pasando por vinagres o productos ibéricos. Pero además de gastronomía y venta de productos, la isla tiene proyectadas zonas específicas de terraza exterior y nace no sólo para ser una referencia del paladar sino también un lugar que ofrezca una programación de interés cultural, actuaciones musicales, exposiciones de arte o presentaciones de libros. Su fin último es integrar el mercado en la vida cotidiana no solo de vecinos sino también de visitantes.

Isla Barceló, espacio gastronómico singular en el Mercado Barceló para fin de 2016
Y, al ser un espacio gastronómico, no faltarán las jornadas continuas en las que la restauración de mercado se aliará con cocineros y restaurantes invitados, o la presentación y degustación de bodegas, por ejemplo. Son algunas de las iniciativas que se incluyen en el un proyecto que quiere convertir este mercado en una referencia gastronómica y cultural de la capital.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...