lunes, 13 de febrero de 2017

La Comunidad ayuda a dejar el tabaco

La Unidad Especializada en Tabaquismo de la Comunidad de Madrid ha hecho más de 62.000 consultas médicas desde 2003 a un total de 11.911 fumadores, principalmente con enfermedades graves (respiratorias, cardiovasculares. psiquiátricas…) que padecen gran dependencia a la nicotina, o bien fumadoras embarazadas. La Unidad cuenta con una tasa de abandono del tabaco del 61%, por encima de la media en este tipo de centros.



Este grado de deshabituación se debe, entre otros factores, a que la asistencia sanitaria es más intensa, prolongada en el tiempo y más específica. Los pacientes reciben atención personalizada en consulta médica y enfermera durante doce meses, se les realizan diferentes pruebas para determinar su grado de adicción al tabaco y, en función de su grado de adicción, participan en terapias grupales.


La lucha de la sanidad madrileña contra el tabaquismo es continua. Con ese objetivo, cerca de 1.300 profesionales de la Consejería de Sanidad se han formado en prevención y tratamiento del tabaquismo en los últimos cinco años en los cursos que lidera la Unidad Especializada en Tabaquismo (UET) de la Comunidad, que coordina la Dirección General de Salud Pública. A esta formación hay que añadir la impartida por parte de las sociedades científicas y el Servicio Madrileño de Salud en asistencia y deshabituación tabáquica.

La docencia es una de las tres líneas prioritarias, junto a la actividad asistencial e investigación de la UET para facilitar la labor del profesional sanitario en sus actuaciones para ayudar a su paciente a dejar de fumar en las consultas del Centro de Salud.

Un teléfono para dejar de fumar


Otro instrumento para favorecer el abandono del tabaco es el Teléfono de Ayuda al Fumador 900 124 365, línea gratuita de la Consejería de Sanidad que está operativa las 24 horas del día durante los 365 días al año para ofrecer consejo y apoyo a los fumadores.

El teléfono, que desde su puesta en marcha en mayo pasado ha recibido 1.500 consultas, informa además de los recursos sanitarios a disposición de los madrileños que deseen abandonar el hábito de fumar. La línea es atendida por operadoras, denominadas 'facilitadoras', por las características del asesoramiento que realizan. Según la consulta, se cita al fumador con la enfermera de su centro de salud para proseguir con los pasos de la deshabituación tabáquica en Atención Primaria.

Sanidad insiste en que al dejar de fumar se reduce el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón entre un 50 y un 75%, e igualmente disminuye cerca del 30% la posibilidad de padecer enfermedades tan graves como el infarto de miocardio o el ictus cerebral. A las pocas semanas de abandonar el hábito se incrementa la capacidad respiratoria y el rendimiento de ejercicio físico.

En la Comunidad de Madrid el consumo de tabaco presenta una tendencia descendente. El 24% de la población fuma, frente al 45,2% que mantenía este hábito en 1987, según el último Informe del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

loading...