domingo, 5 de noviembre de 2017

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

Consejos para ahorrar en la factura de la luz La Comunidad ofrece a los consumidores madrileños recomendaciones para ahorrar en la factura de la luz en otoño e invierno. Para ayudar a reducir la demanda y ahorrar energía es importante conocer los diferentes consumos que tiene una vivienda y saber identificarlos. Por ello, la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (Fenercom) ofrece a los madrileños una serie de guías que pueden resultar de mucha utilidad.

Y es que en otoño y, sobre todo, en invierno, la calefacción y la iluminación de los hogares son los responsables de gran parte del aumento de los consumos de energía eléctrica. Así, el cambio horario y la falta de luz durante buena parte del día hacen que la iluminación de la casa suponga el 15 % de la factura eléctrica mensual.


Además, en aquellas viviendas que emplean radiadores o acumuladores eléctricos y en las que no se pueda acometer el cambio de sistema de calefacción por otro más eficiente, es importante invertir en un buen aislamiento para el frío, ya que con él se puede ahorrar hasta un 40 % en el consumo de la calefacción.

Elija siempre la menor temperatura de confort


Si dispone de radiadores o acumuladores eléctricos, es conveniente emplear el termostato y regular la temperatura por debajo de 21 ºC. Es importante apagar los radiadores que no se usen y no abrir las ventanas con la calefacción encendida, limitando al mínimo imprescindible el tiempo en que permanezcan abiertas para ventilar. Hasta un 40 % de la energía del hogar se usa para calentar el agua, por lo que es recomendable regular su termostato desde los termos eléctricos de agua caliente sanitaria a la menor temperatura, de manera que evite tener que mezclar con agua fría en el punto de consumo para conseguir la temperatura deseada.

También es conveniente aislar el hogar del frío sobre todo en puertas y ventanas al exterior, pues son los puntos por donde se pierde más energía, y se podrá calentar la estancia haciendo menos uso de los radiadores. Si la orientación de la casa lo permite, es recomendable dejar entrar el sol en la vivienda. En este sentido es muy práctico aprovechar al máximo la luz del sol y apagar las luces al salir de cada habitación.

Bombillas de bajo consumo en sitios con poca luz natural


En caso de tener que recurrir a la luz artificial, hay que recordar que existen opciones de menor consumo a las bombillas incandescentes, que ahorran hasta un 80 % de energía y duran hasta 10 veces más (LED, fluorescentes con balastos electrónicos, bombillas de bajo consumo, etc). En caso de optar por tubos fluorescentes o bombillas de bajo consumo, se debe evitar en zonas donde haya que encender y apagar la luz con frecuencia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...