miércoles, 28 de enero de 2009

Un pabellón NBA en Madrid


El pabellón Raimundo Saporta (5.200 espectadores) fue demolido en 2004 dentro de la estrategia seguida por Florentino Pérez para enmendar la maltrecha situación económica del Real Madrid, vendiendo la antigua Ciudad Deportiva y facilitando así la construcción del CTBA. Desde entonces el Real Madrid de baloncesto juega "de prestado" en el Palacio de Vistalegre (15.000 espectadores).

Está prevista la construcción de un nuevo majestuoso pabellón de baloncesto para el Real Madrid, llamado en un principio Madrid Arena con capacidad para 17.000 espectadores y con 800 palcos VIP levantado sobre 44.580 metros cuadrados de la Ciudad Real Madrid. Se quiere con este proyecto tener un pabellón a la altura de los grandes equipos de la NBA. Estará dotado con restaurantes con capacidad para 5.000 personas, aparcamientos y zonas de prensa con todas las necesidades tecnológicas cubiertas.

Además este estadio polideportivo cubierto sería un espacio multiusos pensado para albergar el mayor número posible de actividades deportivas 'indoor' y con la flexibilidad necesaria para hacer veintiséis deportes, entre ellos hípica, ciclismo y tenis, así como para acontecimientos internacionales de alto nivel. La prioridad no obstante la tendrá el club de baloncesto del Real Madrid, aunque el compromiso con la Selección Española de Baloncesto será importante según los responsables del club blanco.

"No podemos seguir en lo que, para mi, es la segunda división". "Va a ser un orgullo, no solo para el Real Madrid, sino para la ciudad de Madrid", señaló el antiguo presidente blanco, Ramón Calderón.

La competición olímpica de baloncesto se celebraría, en caso de que Madrid lograse los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2016, en este flamante pabellón de la zona de Valdebebas, junto a los recintos feriales de IFEMA. La ubicación del recinto será perfecta, dentro del Anillo Olímpico, a muy poca distancia del aeropuerto y del estadio de La Peineta. Su uso pre y post olímpico (algo muy valorado por el COI) está asegurado.

Estaba previsto que en 2008 se pusiera la primera piedra para que estuviera finalizado para el año 2010, dado que el plazo de ejecución de las obras está fijado entre 18 y 24 meses. Con la situación convulsa que ha vivido el club últimamente esto no ha sido posible. Esperemos que este año empiecen los trabajos.

Está previsto que cueste 175 millones de Euros. La financiación será enteramente privada (correrá a cargo de Real Madrid) cediéndose éste para la competición olímpica. Hay un acuerdo con una empresa dedicada a construir y explotar pabellones deportivos en otras partes del mundo que correría con el ochenta por ciento del coste de la construcción.

Antonio Peña, el arquitecto responsable del proyecto, miembro del estudio Avata, explicó que la instalación se ha pensado "no sólo para ir a ver un partido, sino para que los aficionados puedan estar el mayor tiempo disfrutando".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada