viernes, 6 de noviembre de 2015

Las terapias asistidas por animales se incorporan a las Residencias de Mayores

La Comunidad de Madrid desarrolla terapias asistidas por animales de compañía con el objetivo mejorar las condiciones físicas, sociales, emocionales y cognitivas de las personas mayores de la región. El director general de Atención a la Dependencia y al Mayor, Carlos González Pereira, ha visitado un Centro de Día de la Comunidad de Madrid donde se están desarrollando estas técnicas.

Las terapias asistidas por animales se incorporan a las Residencias de Mayores
La mayoría de los animales utilizados tienen unas características específicas y están adiestrados para este propósito, pasando a convertirse así en ayudantes o “co-terapeutas”. Estas terapias están siempre dirigidas por profesionales de la salud o de la educación.

El director general de Atención a la Dependencia y al Mayor, Carlos González Pereira, en su visita al Centro de Día “María Orue”, ubicado en Villaverde, ha podido comprobar la importancia de adaptar estas terapias a las necesidades de cada usuario. Para desarrollar estas terapias se requiere el trabajo de un equipo interdisciplinar, donde todos sus miembros trabajan por igual para llegar al objetivo marcado, resultando imprescindible el profesional experto del ámbito socio-sanitario o educativo, el técnico de terapia asistida con animales y, por supuesto, el animal.

Las terapias asistidas por animales se incorporan a las Residencias de Mayores
Desde sus inicios, el ser humano ha demostrado un fuerte vínculo con los animales. Según estudios científicos, los humanos sentimos una fuerte afinidad innata por todo lo viviente y lo natural. Se conoce bien las implicaciones que existen en el vínculo hombre-animal y se conocen multitud de beneficios al integrar animales en los protocolos de los centros dedicados a la atención de personas mayores.

Las investigaciones más recientes demuestran que la presencia de animales de compañía se asocia a sensaciones de tranquilidad y relajación así como reducción del ritmo cardíaco o de la presión sanguínea. El hecho de tener animales de compañía también se asocia a un aumento de la interacción social, actuando al parecer, como catalizadores sociales realizado en gran variedad de entornos, de manera individual o en grupo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...