sábado, 17 de octubre de 2009

El carril bici de la Ciudad Universitaria, casi acabado

Estado de las obras, octubre de 2009



El miércoles 21 de mayo de 2008, en el acto de presentación del Plan Director de Movilidad Ciclista de Madrid, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón nos prometió un carril bici de 4,9 kilómetros que iría desde el Intercambiador de Moncloa a la Dehesa de la Villa atravesando toda la Ciudad Universitaria.

También nos aseguró que este nuevo vial, que contaría con una inversión de un millón de euros, estaría finalizado en 20 semanas, es decir, a mediados de octubre de 2008.



En enero de 2009 se finalizaron los primeros 200 metros del carril bici, que fueron calificados desde aquí como una chapuza. Pero tendríamos que esperar a marzo de 2009, y gracias a los fondos del Plan E, para que se reanudaran las obras de esta vía ciclista.

Con el carril bici casi acabado (aunque sea con un año de retraso), vamos a intentar analizar el resultado de esta vía ciclista.

Este es el mapa de la vía realmente ejecutada:


Ver en un mapa más grande


Los primeros 200 metros nos llevan desde Moncloa (mejor dicho, desde la acera de la calle Fernandez de los Ríos, porque todavía no hay conexión ciclista con el Intercambiador) hasta el puente sobre la avenida de los Reyes Católicos, al pie del Faro de Moncloa. Su ejecución finalizó en enero de 2009, su acabado es de hormigón pulido pintado en rojo y ya tiene desgastado el color en algunas zonas. Está acabada la iluminación, pero no la jardinería que lo separará de la zona peatonal.


El segundo tramo, bajo el Faro de Moncloa, no ha podido ejecutarse todavía debido a la ocupación por las obras de la base del mirador. Hasta que acaben esas obras (diciembre 2009) se ha realizado un desvío provisional con rampas por la zona trasera.


El tercer tramo, desde el Faro de Moncloa a la plaza del Cardinal Cisneros ya estaba ejecutado con anterioridad. Se han arreglado desperfectos en el firme y repintado en rojo. También se ha colocado la iluminación y se ha ajardinado la zona central. Las farolas elegidas en este tramo son muy sencillas y elegantes, mucho mejores que las del tramo anterior.


El tramo que rodea la plaza del Cardenal Cisneros también estaba ejecutado, aunque inicialmente pintado en verde. Se han arreglado desperfectos y repintado en rojo.

El tramo de la Avenida Complutense, de nueva ejecución, discurre por una antigua zona terriza, y es bastante rectilíneo. Aunque el carril ya está terminado, todavía no se ha acabado la iluminación ni el ajardinamiento. La anchura, como en casi todos los tramos, es de unos tres metros, lo que permite ser utilizado de manera bidireccional. Falta también rebajar las aceras, pero como puede verse en las fotos, es algo en lo que se está trabajando actualmente.


En las cercanías de la boca de Metro de Ciudad Universitaria, una de las zonas más transitadas, el carril se desvía por detrás, reduciendo inexplicablemente su anchura hasta los dos metros. Ante ese cuello de botella, muchos ciclistas optarán por seguir recto por delante de la boca de Metro.


Los peatones todavía no se acostumbran a que "lo rojo" es para las bicis, y que ellos deben circular por el resto de la acera, que es muy grande.


Si alguien me explica por qué es necesario hacer una chicane para salvar una tapa de Gas Natural, puede que lo entienda, pero de momento me parece un poco absurdo ¿?.


No estaría mal explicarles a los universitarios que no se debe aparcar en los pasos de peatones, ni en los cruces de vías ciclistas. Difícil nos lo ponen.


El siguiente tramo utiliza parte del anillo ciclista que rodea el Jardín Botánico de la Complutense. Solo han arreglado y pintado esa zona, y no el anillo completo. Ya está colocada la iluminación en este tramo. Aprovechando la realización del carril bici, en toda la Avenida Complutense se ha colocado nueva iluminación en las zonas peatonales.


Los dos cruces hacia el anillo central están bien realizados y distinguen la zona ciclista de la peatonal. Ya veremos si se respeta.


El siguiente tramo es un anillo que rodea las Instalaciones deportivas de la Zona Norte de la Universidad Complutense. Por su anchura, de algo menos de dos metros, es de suponer que será unidireccional, lo que supondría a los estudiantes de derecho (por ejemplo) tener que dar tres cuartos de vuelta al anillo para llegar a su Facultad... aunque pensándolo bien, este anillo no conecta con ninguna de las facultades, solo con las zonas deportivas, por lo que es muy difícil que sea utilizado por los universitarios, que preferirán seguir utilizando la calzada o las aceras.

Desde mi punto de vista, es un error de diseño. Habría sido más práctico llevar el carril por el exterior, conectando las Facultades, y no por la zona deportiva, impidiendo que sea utilizado por los universitarios.


La superficie del carril en el anillo está unos 8cm más alta que la acera, quizás para separar bicis y peatones, pero más que ayudar (pocos peatones van por esa acera), eso puede provocar algún accidente.


En la entrada a las zonas deportivas (a ambos lados de las pistas), el carril desaparece por completo, obligando a los ciclistas a circular por la acera. No hay ningún tipo de señalización que lo indique, ni que permita circular por la acera (hay que recordar que con la legislación actual los ciclistas solo pueden utilizar la calzada, nunca las aceras).


El carril da la vuelta completa a las zonas deportivas pero no tiene conexiones con las Facultades, ni siquiera hay rebajes en las aceras que permitan cruzar al exterior.

No hay ninguna indicación que marque cómo seguir hacia la Dehesa de la Villa, y si continúas por el anillo volverás al punto inicial. La señalización del carril todavía no está realizada, esperemos que cuando finalicen las obras haya suficientes indicaciones para el que no conozca la zona.


Al otro lado de la calzada, sin rebaje de la acera y sin paso de cebra, aparece sin más un nuevo tramo de carril bici. Este es el que nos permitirá seguir nuestro camino a la Dehesa de la Villa.


Sin ninguna indicación (por el momento) aparece a nuestra izquierda la pista que nos permite ir de la Ciudad Universitaria hacia la Senda Real GR-124 y el Anillo Verde Ciclista.


El último tramo, con alguna chicane por una parada de autobús o la entrada de vehículos al CIEMAT, nos lleva hasta conectar con el carril bici de la Dehesa de la Villa.

De poco sirve un carril bici si va "de ningún sitio a ninguna parte". No es el caso del carril bici de la Ciudad Universitaria, que conecta el de la Dehesa de la Villa (y las futuras vías que llegarán a él con el PDMC), con el intercambiador de Moncloa.

¿Será utilizado también por los universitarios para ir a la Facultad?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...