jueves, 15 de diciembre de 2016

Evaluación de fase I del plan de movilidad especial en el centro de Madrid por Navidad 2016

Durante la primera fase de las medidas especiales de tráfico en Navidad, entre el 2 y el 11 de diciembre, se registró una importante disminución de la afluencia vehículos a la zona centro, y la intensidad de los mismos en la Gran Vía bajó entorno al 50%. Esta limitación del paso de vehículos privados favoreció tanto la demanda del transporte público, que en el caso de la EMT se incrementó de media en un 13%, como los tiempos de viaje y regularidad de los autobuses municipales, que mejoraron en un 1% y un 5% respectivamente en la hora punta de la tarde-noche (de 17 a 22 horas).



Por otra parte, la gran afluencia de peatones a la zona centro durante estos días ha ocasionado en algunos momentos dificultades de circulación en las aceras de la Gran Vía y en la calle Mayor.


Todos los años, durante las festividades navideñas, el Ayuntamiento de Madrid pone en marcha medidas especiales de tráfico en el centro de la ciudad. Dada la gran aglomeración de vehículos privados y la afluencia de peatones, en muchos casos los responsables de este dispositivo especial han tenido que realizar cortes prolongados de circulación en vías como la calle Mayor o la Gran Vía sin previo aviso.

Con el dispositivo de este año se ha querido planificar con antelación los problemas de movilidad que surgen cada año por estas fechas, reducir la utilización del vehículo privado en los desplazamientos al centro, evitar el tráfico de paso, es decir, que la Gran Vía se utilice para realizar recorridos transversales y dar mayor protagonismo al peatón cediéndole más en espacio en estas vías principales de la ciudad.

Balance de la movilidad



La delegada Sabanés ha manifestado en la comisión informativa del ramo celebrada hoy, que “se hará una evaluación al completo del conjunto de todas las medidas adoptadas, y se analizarán de forma pormenorizada, en relación a la mismas fechas en otros años, con estos dispositivos y otros, una vez que el dispositivo acabe”

De forma preliminar, la responsable de Medio Ambiente y Movilidad ha informado de que durante las primeras horas de la puesta en marcha de las medidas especiales se produjeron retenciones en los dos extremos de la Gran Vía, situación que posteriormente se normalizó.

El primer fin de semana de aplicación del dispositivo (sábado 3 y domingo 4 de diciembre) no hubo afección a la circulación del resto de la ciudad, excepto en la tarde del sábado por una manifestación en la Gran Vía.

En cuanto a los días laborables, el lunes día 5 en la hora punta de la mañana se registraron retenciones en los ejes que confluyen con los principales cortes de tráfico, siendo el más afectado la Cuesta de San Vicente, y hubo un incremento en la utilización de la M30. Por la tarde no se produjeron incidencias relevantes.

El miércoles 7 de diciembre, por el contrario, se produjo una mejoría notable durante la hora punta matinal. Así fue posible el paso de un mayor número de vehículos en el Paseo de Recoletos de un 19% comparado con el día equivalente del año anterior. Además, la disminución de intensidad en la Cuesta de San Vicente se redujo a un 29% y en Princesa a un 10%.

Finalmente, el viernes 9 de diciembre la hora punta de toda la ciudad presentó una situación circulatoria muy buena en las primeras horas. Las restricciones afectaron a Cuesta de San Vicente (disminución de intensidad del 28%) y Princesa (disminución de intensidad del 14%), aunque en menor medida que días anteriores.

Los días festivos, martes 6 de diciembre (en el que además, se celebró una manifestación matinal con afección de Cibeles a Sol) y jueves 8 de diciembre, la circulación matinal presentó fluidez adecuada que fue reduciéndose a medida que avanzaba la jornada y se producía aglomeración de peatones en Gran Vía. Los valores generales de intensidad son similares a los de años anteriores.

Durante el sábado 10 y el domingo 11 de diciembre, último fin de semana de las medidas, la Gran Vía alcanzó sus niveles de capacidad durante una buena parte del día, sobre todo en horas de comercio. La situación del tráfico no fue de congestión, lo que denota una menor afluencia a la zona, si bien se repitió la afluencia importante de peatones en la Gran Vía y otras vías afectadas.

Transporte público



Las condiciones de circulación de los autobuses de la EMT se han visto mejoradas al no estar afectados por las retenciones de otros años, lo que se ha traducido en mejoras en la frecuencia de las líneas y en los tiempos de viaje de los usuarios. Además, los refuerzos programados por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) en las líneas que acceden al perímetro de la M-10 (bulevares, rondas y Prado-Castellana) han aumentado la oferta del transporte público.

Las líneas afectadas por el dispositivo han sido 28 : las que pasan por la Gran Vía: (1, 2, 46, 74 y 146), las que tienen como destino Callao: (44, 75, 133, 147 y 148), las que tienen como destino el entorno de Gran Vía ( 6, 26, 32 (Atocha); 5, 9, 15, 20, 51, 52, 53 y 150 (Sevilla); 17, 18, 23, 31, 35, 50 y 65) .

Durante los días en que el dispositivo especial ha estado en marcha, el incremento de demanda de los autobuses de la EMT en la zona afectada fue del 13,5%, los tiempos de viaje de vuelta mejoraron en un 1% en la hora punta de la tarde noche, de 17 a 22 horas, y la regularidad en un 5%.



Además, el CRTM también ha programado refuerzos en Metro y RENFE ha mejorado también su oferta en coordinación con el plan de movilidad de Navidad del Ayuntamiento de Madrid. Los incrementos de demanda en Metro han sido en términos medios del 5%, llegando a puntas de 100.000 viajes más el viernes 2 de diciembre.

En la red de Cercanías los incrementos medios han estado en torno al 20% con incrementos puntuales en la estación de Sol que han llegado al 75% el martes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...