miércoles, 8 de julio de 2009

Ayudas a la compra de vehículos eléctricos

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, anunció el lunes 6 de julio que, en el marco del PLAN MOVELE de movilidad eléctrica, todas las personas físicas o jurídicas que quieran adquirir un vehículo eléctrico recibirán una ayuda directa que oscilará entre los 750 y los 20.000 euros, dependiendo del tipo de vehículo (moto, coche autobús o camión). En el caso de los automóviles, estas ayudas directas pueden elevarse hasta los 7.000 euros.


En total, el plan de ayudas directas a la adquisición de vehículos eléctricos cuenta con un presupuesto de 8 millones de euros. Las ayudas cubrirán entre un 15% y un 20% del coste de los vehículos, en función de su eficiencia energética. Para beneficiarse de estas ayudas el comprador deberá dirigirse a un concesionario o comercio adherido al Proyecto Movele y elegir cualquiera de los vehículos incluidos en el catálogo publicado en la web del IDAE.


Medidas para fomentar la adquisición de vehículos


El Ministro resaltó el éxito del Plan VIVE, que en poco más de cinco meses financió 71.802 operaciones de compra, agotando sus fondos con seis meses de antelación a lo previsto.

También hizo referencia al Plan 2000E, dotado con 100 millones de euros, y que establece ayudas directas de 1.500 euros más la aportación autonómica para la adquisición de vehículos con achatarramiento de uno antiguo. Según Miguel Sebastián, durante el mes de junio 33.000 vehículos se han beneficiado de las ayudas del Plan 2000E.

El Proyecto MOVELE


El Proyecto MOVELE consiste en la introducción en un plazo de dos años (2009 y 2010) dentro de las ciudades de 2.000 vehículos eléctricos de diversas categorías, prestaciones y tecnologías, en un colectivo amplio de empresas, instituciones y particulares, así como en la instalación de 500 puntos de recarga (aparcamiento con punto de carga eléctrica en Madrid) para estos vehículos. El objetivo es demostrar la viabilidad técnica y energética de la movilidad eléctrica en los entornos urbanos.

La puesta en circulación de los 2000 vehículos eléctricos en un entorno urbano, sustituyendo un número similar de vehículos impulsados con gasolina y gasóleo, supondrá un ahorro energético anual equivalente a 2.772 toneladas de petróleo y evitará la emisión de 4.471 toneladas de CO2 anuales.

1 comentario :

loading...