martes, 14 de febrero de 2017

Un autobús 100% eléctrico en pruebas en la línea 39 de la EMT

Previstos 30 autobuses y 18 minibuses eléctricos en 2017 y 2018

El autobús estándar más ‘limpio’, el menos contaminante de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) lleva varios días prestando servicio en pruebas en la línea 39 (Ópera – San Ignacio). Es un vehículo cien por cien eléctrico y, por tanto, “cero emisiones”. No emite ningún contaminante a la atmósfera y genera muy poca contaminación acústica. Se trata del Irizar i2e que ha sido presentado por la delegada de Medio Ambiente y Movilidad y presidenta de la EMT, Inés Sabanés, acompañada por el gerente de la empresa municipal, Álvaro Fernández Heredia, el director de Irizar e-mobility, Hector Olabe, y por los concejales de Latina, Esther Gómez Morante, y Centro, Jorge García Castaño, por cuyos distritos transcurre el itinerario de esta línea.





El Irizar i2e es el primer autobús urbano integral de tamaño estándar completamente eléctrico y “cero emisiones” que presta servicio con viajeros en la flota de la EMT desde que la empresa municipal comenzó a hacer ensayos con vehículos propulsados eléctricamente.

Este autobús forma parte de la apuesta del Ayuntamiento de Madrid y de la EMT para avanzar en la ‘electrificación’ de la flota municipal dentro de su compromiso con la sostenibilidad y la búsqueda de alternativas para reducir el impacto del transporte en el medio ambiente. El objetivo de la EMT es seguir trabajando por un transporte público limpio, sostenible y poco contaminante en aras de una óptima calidad del aire en la capital.

El autobús presentado es un vehículo estándar (12 metros de longitud) que cuenta con capacidad para 76 pasajeros (24 sentados). Está propulsado por un motor de 230 kw alimentado por baterías de sodio-níquel que proporciona una autonomía de entre 200 y 250 kilómetros, dependiendo del ciclo de conducción y de las condiciones atmosféricas, es decir, entre 14 y 16 horas circulando con tráfico urbano denso.

Las baterías se cargan en las horas nocturnas (siete horas de recarga) y están diseñadas para almacenar toda la energía proveniente del frenado del vehículo. Además, los componentes de este modelo son reciclables, incluyendo las propias baterías. Las emisiones de contaminantes atmosféricos y acústicos de este modelo son absolutamente nulas.

El vehículo incorpora el sistema ‘Eco Assist’, que asiste al conductor en tiempo real con el objetivo de optimizar la conducción reduciendo el consumo energético y aumentando la autonomía del autobús.

Este autobús ha sido desarrollado con tecnología propia del Grupo Irizar y con la colaboración de centros tecnológicos pertenecientes a la Red Vasca de Tecnología y se convierte en uno de los primeros modelos cien por cien eléctricos de fabricación europea.

Motos eléctricas para Agentes de Movilidad


Por otra parte, y dentro de la política del Área de Medio Ambiente y Movilidad de renovación de la flota municipal con vehículos poco o nada contaminantes, y de apuesta por el vehículo eléctrico, se acaba de adjudicar el contrato de adquisición de 13 motos eléctricas para el cuerpo de Agentes de Movilidad por importe de 113.256 euros.

Las nuevas motocicletas Scutum, modelo Silence S02 en versión policial, tienen una autonomía de 100 kilómetros y están especialmente diseñadas para facilitar el trabajo diario de vigilancia de la circulación en la ciudad de forma eficiente y con un coste de consumo mínimo, ya que permiten ahorrar más de 500 euros cada 10.000 kilómetros.



Este vehículo, 100% eléctrico y de gran maniobrabilidad, dispone de equipamiento policial, marcha atrás, freno regenerativo, suelo plano, bajo centro de gravedad, máximo radio de giro y sistema de iluminación LED, todo ello para facilitar el trabajo de los agentes de movilidad.

Con ambos proyectos, el consistorio avanza hacia la movilidad sostenible, a través de la renovación de las flotas de servicios municipales, medida incluida en el borrador de próximo Plan de Calidad de Aire y Cambio Climático. Las pruebas realizadas con el bus Irizar i2e, que se prolongarán dos meses, servirán como referencia para la convocatoria del futuro concurso para la adquisición de 30 autobuses y 18 minibuses eléctricos durante este año y el próximo. Entre 2019 y 2020 se prevé incorporar otros 30 autobuses eléctricos de modo que a finales de 2020, la flota de la EMT alcance los 90 vehículos de propulsión eléctrica.

No quedan aquí los esfuerzos municipales en esta materia. La EMT ya está trabajando en la puesta en marcha de una línea eléctrica con carga de oportunidad mediante sistema de inducción y prevé remodelar y modernizar completamente la cochera de La Elipa para convertirla en el Centro de Operaciones ‘eléctrico’ de la empresa municipal.

Dentro de esta estrategia, la EMT y el Ayuntamiento trabajan conjuntamente en la extensión y mejora de la red de puntos de recarga de vehículos eléctricos, red que se reparte entre aparcamientos en superficie y aparcamientos públicos subterráneos, algunos de los cuales son, actualmente, explotados por la empresa municipal.

Los Gulliver, pioneros en Madrid



En 2008, la EMT fue pionera en la incorporación de vehículos propulsados eléctricamente al servicio regular de viajeros con la creación de dos líneas urbanas, la M1 (Sevilla-Embajadores) y la M2 (Sevilla-Argüelles), equipadas con minibuses eléctricos.

En la última década, la EMT no solo ha sido la primera empresa española de transporte urbano que disponía de una flota de buses eléctricos sino que también se ha implicado en todos los proyectos nacionales e internacionales tendentes a implantar tecnologías de propulsión y tracción eléctrica en los autobuses urbanos, entre los que destaca, la colaboración en el proyecto ZeEUS (cuyas siglas en inglés significan “Sistema de autobuses urbanos con cero emisiones”).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...