lunes, 20 de enero de 2014

13 millones para asfaltado de calles y arreglo de aceras en 2014

"Madrid recupera el volumen de actuaciones de renovación y mantenimiento de vías públicas anteriores a la crisis económica". Así lo ha anunciado la alcaldesa, Ana Botella, en la presentación del Plan de Gestión Integral de Infraestructuras Viarias de la Ciudad de Madrid.

Obras de asfaltado
Gracias a esta medida se renovarán, pavimentarán y rehabilitarán 4,5 millones de metros cuadrados de superficie de calzadas, aceras, puentes, pasarelas y túneles en los próximos 8 años. Una gestión integral que, además de la inversión, permitirá al Ayuntamiento un mayor control y exigencia en la calidad de las infraestructuras y permitirá una participación más activa a los madrileños.

La decisión de reformar la gestión y la contratación de los servicios públicos de manera innovadora y eficiente, comienza a dar ya sus frutos, ha apuntado la alcaldesa. A partir de 2014 los recursos generados gracias a esta política transformadora permitirán que Madrid tenga unos servicios públicos más sostenibles, más eficientes y con garantía de calidad en la conservación de su espacio público.

Inversión de 114 millones de euros


Esta inversión permitirá actuar sobre 3,5 millones de metros cuadrados de calzadas, 350.000 metros cuadrados de aceras, 290.000 de puentes, pasarelas y túneles renovados y 360.000 de espacios urbanos reformados. Un 52% más de obra de la inicialmente prevista, gracias a las mejoras ofertadas por el adjudicatario del contrato.

En el primer trienio 2014-2016, "realizaremos una extraordinaria ‘Operación Asfalto' en la que renovaremos 1.660.000 metros cuadrados de pavimentos y 79.000 de aceras". La inversión, como informó la alcaldesa se va a destinar a las zonas más deterioradas y "que han sido objeto de un estudio entre las más demandadas por los vecinos".

13 millones para asfaltado de calles y arreglo de aceras en 2014
Entre dichas actuaciones, destacar por ejemplo la renovación de toda la calzada de Cardenal Herrera Oria, unida a la mejora de la M-607 (carretera de Colmenar Viejo) que supone una inversión adicional en 2014 de 3,5 millones de euros, previstos a través de Madrid Calle-30. La avenida de la Albufera, entre la calle de Buenos Aires y la M-40; la A-6 desde la plaza de Moncloa hasta el kilómetro 7,500, más los enlaces con la M-30 y la carretera de la Dehesa de la Villa; las calles de Bailén y San Bernardo o Rafaela Ibarra, en Usara, y la avenida Lusitana son otras de las arterias en las que se desarrollará esa "Operación Asfalto" durante este primer trienio.

Ejemplos de la renovación de aceras son los números impares del paseo de la Virgen del Puerto; el tramo de la avenida de Barroca sobre el puente de Marqués de Corbeta o la reconstrucción del acerado del paseo de Extremadura desde la avenida de Portugal hasta el P.K. 6,960.

En el primer trienio las actuaciones del Plan establecen intervenir en 91 puentes, pasarelas y túneles. Entre ellos, el puente de la glorieta de Luxemburgo que pasa sobre la vía del tren; el de Praga y el de Santa María de la Cabeza sobre la confluencia entre los paseos de Yeserías y de la Chopera. En cuanto a pasarelas se actuará sobre la de la avenida del Padre Huidobro sobre la M-30 y en la de la Dehesa de la Villa.

Pero quizá una de las actuaciones más significativas sea la del histórico Viaducto en la calle de Bailén sobre la de Segovia.

Actuaciones de este año


Aunque los planes de futuro son alentadores, -explicó la alcaldesa- este mismo año los madrileños podrán apreciar cómo se plasma una inversión de más de 13,3 millones de euros en la intervención en más de 855.000 metros cuadrados de calzadas, 17.000 metros cuadrados de aceras".

En las vías beneficiadas serán, por ejemplo, varios tramos de la avenida de los Poblados -"una acción muy demandada por los vecinos"-, el pavimento de la Castellana, entre el Bernabéu y el Nudo Norte, así como las glorietas de Pirámides y Santa María de la Cabeza, los paseos de las Delicias y de la Chopera y Río Rosas, todo ello en la almendra central.

Las operaciones asfalto regresan en 2014 con un nuevo contrato de gestión integral de infraestructuras viarias
En cuanto a infraestructura de paso, se rehabilitarán 14 pasarelas y puentes, con renovaciones en vías tan importantes como la calle de Alcalá, entre Ventas y Arturo Soria; la avenida de Canillejas a Vicálvaro o la calle de López de Hoyos. También en este año se va renovar el pavimento de la A-5, así como actuaciones de asfaltado en distintas zonas de la capital como la avenida de Pablo Neruda, Arroyo Fontarrón o Fuente Carrantona.

Asimismo a partir de 2017 se invertirán 34 millones de euros en renovaciones periódicas para abordar todos los casos de deterioro en los que no sea suficiente una reparación de mantenimiento ordinario.

Además se han presupuestado 42 millones de euros para actuaciones de reforma integral de espacios públicos. Estos proyectos tienen como objetivo adaptar los espacios urbanos a las nuevas necesidades que surgen en una ciudad viva y dinámica como Madrid: cambios en la movilidad, novedades legislativas, desarrollos tecnológicos o el deterioro propio del paso del tiempo.

Mantenimiento integral 147 millones de euros

Pasarela de La Paloma, la séptima en el arco Este de la M-30
"Las reformas emprendidas no solo se traducen en mayores niveles de inversión en infraestructuras", explicó la alcaldesa. El plan incorpora una visión global e integral al mantenimiento continuado de las calles de la ciudad. Ello se traduce en una vigilancia constante de su grado de conservación y en una gestión inteligente de la renovación y reparación de lo que haya resultado dañado.

Así, con la intención de prevenir su deterioro, el nuevo modelo de gestión ha tenido especialmente en cuenta a estas calles recientemente ejecutadas, y a partir de ahora, aquellas terminadas a partir del año 2007, incluidas todas las que se renueven a partir de ahora, se inspeccionarán de manera continuada para garantizar que se preserva la calidad de sus calzadas y aceras. Para el resto del pavimento se establecen tiempos de respuesta en la resolución de incidencias.

Así, el servicio Madrid Avisa amplía el número de supuestos a resolver en un plazo de tiempo máximo. Según la magnitud y gravedad de la incidencia detectada, se establecen unos tiempos máximos de resolución que van desde las 72 horas para las reparaciones en superficies menores a 3 metros cuadrados y 30 días máximos si afectan a una superficie de entre 15 y 50.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha mostrado convencida que en los próximos meses los madrileños van a apreciar en la renovada calidad de los servicios municipales que ha merecido la pena acometer reformas responsables en la manera de gestionar y de contratar los servicios públicos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...