jueves, 15 de julio de 2010

Valla transparente en la plaza de las Cortes

Para la grada de grandes escalones


Peligro: esta plaza conduce a un barranquillo. Al menos podrían haber puesto esta señal. La reforma de la plaza de las Cortes (enfrente del Congreso de los Diputados) a cargo del arquitecto portugués Álvaro Siza, ha dejado una trampa peligrosa, tres peldaños de 40 centímetros pensados, según Siza, "como una grada" para sentarse y contemplar las vistas, pero que la gente interpreta como escaleras y trata de bajar aún a riesgo de descalabrarse. La plaza se reabrió hace un mes y ya ha habido caídas serias.

Valla transparente en la plaza de las Cortes
El Ayuntamiento y el arquitecto reconocen el problema y dicen que lo solucionarán pronto. "He dibujado una valla transparente que proteja las cotas más altas de la grada; se pondrá pronto", explicó ayer Siza desde su estudio en Oporto. El arquitecto, premio Pritzker, es el encargado de reurbanizar el paseo de Recoletos y el paseo del Prado, un proyecto municipal en marcha que incluye la obra de las Cortes (4.276.000 euros).

La plaza -que conserva los árboles que había pero no sus jardines; ahora hay una amplia superficie de gránito- está construida casi en horizontal sobre un lugar con pendiente en la parte baja de la Carrera de San Jerónimo, así que su perímetro tiene un desnivel con respecto a la calle que crece a medida que se baja la plaza. Antes de la reforma había vallas que protegían el desnivel. Siza las eliminó. Pensó que era mejor rodear la plaza de escalones que fuesen cogiendo altura hacia la esquina final de la plaza, de manera que el lugar acabase como un pequeño anfiteatro con vistas a la plaza de Neptuno y la iglesia de los Jerónimos.

Valla transparente en la plaza de las Cortes
No se esperaba que los peatones tuviesen "este apetito por cruzar las gradas", en palabras de Siza. De acuerdo con la idea del proyecto, la gente entendería que eran peldaños para sentarse, como en una fila de butacas, no para descender como una escalera. Pero los ciudadanos se empeñan en cruzar la plaza en diagonal y buscar salida hacia abajo por su esquina inferior, la de más desnivel, de modo que algunos ya se han ido al suelo.

Un obrero que trabaja en la construcción del nuevo aparcamiento del Congreso (sin finalizar) aseguró ayer que desde que se abrió la plaza, hace un mes, han tenido que llamar cuatro veces a emergencias. La última, hace una semana: "una señora de 85 años que se cayó de frente", contó el empleado. "Tenía una herida en la cara que le sangraba un poquito y el ojo así de hinchado", detallaba imitando la inflamación con la mano. Un portero de un hotel de lujo que está enfrente de la plaza confirmó la información del obrero: "No he tenido la suerte de verlo, pero me ha dicho un compañero que más de uno se ha hecho pupa", decía. El Ayuntamiento sabe que ha habido accidentes, igual que Siza, pero afirma que no ha recibido ninguna denuncia.

Valla transparente en la plaza de las Cortes
Valla transparente en la plaza de las Cortes
El error es flagrante, solo hace falta ver los movimientos de los paseantes al acercarse al precipicio, que no se percibe hasta que uno se acerca a los bordes de la plaza, sobre todo en la parte inferior, en la punta del triángulo, con más de un metro de altura entre los tres peldaños. Hay quien se amilana y da la vuelta para salir por otro sitio, como Laura Rodríguez, una chica de 30 años embarazada: "Vi el abismo y dije: ¡Bueno, pero esto adónde va a parar!". Otros ni se lo plantean; por ejemplo, Juan Luis Aparicio, 61 años, cojo de la pierna derecha por la polio: "Es una barrera más...", lamentó.

El nuevo barranquillo de las Cortes se conoce hasta en el Parlamento. Ayer salían los diputados del debate sobre el estado de la nación y alguno accedía a opinar. "Ya sabemos lo que hay", dijo Josu Erkoreka, del PNV. "A ver si alguien se enrolla y hace una propuesta de resolución sobre eso", bromeaba. El diputado del PP Miguel Arias Cañete incluso probó el desnivel, subiendo y bajando los escalones a grandes zancadas: "Está claro que no vale para gente mayor". El juicio del nacionalista Josep Sánchez Llibre, de CIU, fue severo: "Es un bodrio impropio de la capital del reino de España".

Fuente: El País

29 comentarios :

  1. las fotos de la plaza son cortesía de Aalto. Sobre la valla creo que es una pena que la pongan porque ese "graderío" queda bien sin nada.

    La gente debería ver que no son escaleras pero claro, la seguridad es lo primero...

    ResponderEliminar
  2. Creo que poner una valla es un gran error.
    No son escaleras, es un graderío para poder sentarse, no para subir y bajar por él.

    :( :( :(

    ResponderEliminar
  3. <span>Las últimas remodelaciones del Ayuntamiento (Sol, Plaza de Sta. Bárbara, Callao, Sto. Domingo, Las Cortes) están resultando unos bodrios donde sólo hay derroche de granito y acero. Han desaparecido los pequeños jardines, los pocos árboles y el poco verde que había. Resultan de lo más frio y desapacible. También han desaparecido los bancos, jardineras o incluso papaleras. Ni una sombra, ni un lugar donde descansar. Una ciudad que se caracterizaba por ser acogedora para el viandante, se está convirtiendo en muy agrasiva. Parece  que nuestro alcalde no quiere que la calle sea un lugar de vida y encuentro, y dejarla como mero espacio de paso. Lamentable.</span>

    ResponderEliminar
  4. ¿Seguro que has pasado por la Plaza de Santa Bárbara? porque no han talado ni un árbol, han plantado nuevos, han creado zonas verdes de hierba, hay bancos, zonas infantiles y para mayores, kioscos de prensa... y se ha ganado mucho espacio para el disfrute del peatón.

    Si quieres analizamos una a una, pero en todas ellas el verdadero beneficiado ha sido el peatón, ganado espacio a los coches.

    No me parece tan lamentable, la verdad.

    :( :( :(

    ResponderEliminar
  5. <span>Aunque lleve tiempo sin escribir, os sigo el blog diariamente, y creo que para este tema, me animo a comentar, y es que la reforma prado-recoletos, es muy acertada para mi gusto, el unico problema es lo mal que pusieron el asfalto raro gris en recoletos.. </span>
    Las farolas me encantan, el mobiliario en si me gusta, es muy minimalista, y creo que la plaza de las cortes ha quedado preciosa, pero a quien se le ocurre pensar que eso son escalones? Yo desde la primera vez que lo vi pense que era para sentarse uno..
    A lo mucho yo propondria que cada X metros pongan del mismo granito otro peldaño para que vea la gente por donde se tiene que bajar si tanto empeño ponen en bajar de frente..
    No se si me explico, pero es que he visto ya varios anfiteatros de estos que hay en parques de barrio y son peldaños asi pero que luego tienen otros mas pequeño para poder subir y bajar por ellos, y a lo mucho tienen una barandilla..
    Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  6. <span>Por no hablar de la antigua M-30. Alli donde la propaganda de nuestro alcalde prometía un verdadero vergel, repleto de árboles, jardines, embarcaderos, incluso playas fluviales para los madrileños,  se ha limitado a hacer un largo paseo (que, por cierto, comparten viandantes y ciclistas sin ningún tipo de separaciòn, y que ya han producido bastantes accidentes), donde se han plantado casi exclusivamente unos cientos de pinos (muchos de ellos ya se han secado) a los que habrá que esperar que crezcan (si lo consiguen) para que nos den algo de sombra. ¡ No hay más que comparar los grandes paneles propagandísticos que flanquean algunos tramos del rio con la realidad, para ver las evidentes diferencias! Lamentable. </span>

    ResponderEliminar
  7. El Plan Especial Madrid Río afecta a 6,9 millones de metros cuadrados, de los cuales 1,9 son zonas verdes. Incluye la apertura de un Salón de Pinos de 6 kilómetros; la plantación de 25.289 árboles; la creación de 42 kilómetros de caminos peatonales y otros 30 de carril-bici, la habilitación de 227.000 metros cuadrados para actividades deportivas; la instalación de 21 quioscos, cafés y restaurantes; o un total de 35 pasos entre ambas márgenes.

    Posiblemente tú preferías seguir teniendo los coches de la M-30 en superficie.

    :( :( :(

    ResponderEliminar
  8. <span>

    <span>Peor es la plaza de los cines Luna, aunque allí sí han dejado dos minúsculas escaleras. Lo de la plaza de las cortes me parece menor, al menos en esa parte. Claramente es una bancada, y no una escalera. Quien así lo interprete, lo tiene fácil, que asuma el riesgo de su osadía. Lo cierto es que el desnivel tiene un punto realmente peligroso y que sí debería estar señalizado, y no como ahora, que tanto la parte elevada como la baja son del mismo granito, y puede llegar a no distinguirse el borde. Hablo de la parte en que la plataforma de la plaza se pone al mismo nivel que la carrera de San Jerónimo, dejando un escalón que acaba desapareciendo en la parte de más arriba. Eso sí es peligroso, y no la bancada. Creo que señalizarlo sería un error, una concesión a la torpeza. Es uno de los pocos aciertos estéticos de la reforma de Siza.</span>
    <span>Saludos!</span>
    </span>

    ResponderEliminar
  9. Simplemente poniendo un pequeño borde de granito que haga ver claramente que no son escaleras, sería suficiente.

    ResponderEliminar
  10. <span>Podian poner unas escaleras con su sujetamanos en medio del graderio y ya esta resuelto el problema. Es normal que se intente bajar por ahi, es a donde te lleva el recorrido por la plaza si quieres bajar a neptuno. Se ve que han pensado muy poco en las personas con esa actuacion, podiamos estar hablando de algo mas que accidentes ya que un tropezon desde ahi para un anciano puede ser muy grave.</span>

    ResponderEliminar
  11. Así resumido parece muy plausible. Pero hay que meter en la balanza los costes y otros detalles insoslayables. Entonces el asunto es muy discutible. De hecho ya se ha discutido sobradamente.

    ResponderEliminar
  12. Este es el típico ejemplo de diseño alejado de las necesidades reales del ciudadano. Todo muy ideal, todo muy estudiado, menos una cosa: los caprichosos usos y costumbres de los ciudadanos.
    Si estos tienden a usar los graderíos como escaleras, eso se tenía que haber previsto. El ciudadano a lo mejor es tonto por actuar así. Da igual. Es el que manda. Es el que paga. Es el que tiene el usufructo de la infraestructura.
    Por tanto, su criterio, acertado o no, es que debe primar. Al cuerno las concepciones visuales de los afamados arquitectos. Lo que la gente necesita son soluciones funcionales. A la gente no le gusta dar rodeos, con razón o sin ella.

    ¿Que esa valla va a quedar como el culo? Pues probablemente. Pero no hay otra. Haberlo pensado antes mejor. Que estas cosas cuestan dinero.

    ResponderEliminar
  13. <span>yo tambien pago, y pienso que por cuatro descelebrados (como se le ocurre a una señora de 85 años bajar por ahi) nos tenemos que fastidiar todos, siemrpe criticamos que en las reformas de galalrdon no son para vivir la calle sino para transitarla, y cuando se piensa en algo para vivirla en forma de anfiteatro no stenemos que fastidiar por 4 inconscientes
    </span>

    ResponderEliminar
  14. <span>Si y el consenso general es que ha merecido la pena</span>

    ResponderEliminar
  15. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Basta con hacer una grada más, así en lugar de un barranco tienes una grada de 40 cm de alto que te detiene y que además te permite sentarte también hacia la plaza. Es elegante, y acorde con el proyecto

    ResponderEliminar
  16. se ha hecho un parque mas, sin personalidad ninguna, ni nada carazteristico a falta de los puentes de Dominique Perrault. Ya vale que cuando alguien critique algo del proyecto de madrid rio, salgan los defensores a ultranza y digan lo de si preferirias los coches, seamos un poco serios

    ResponderEliminar
  17. <span>Quizá esa "descerebrada" de 85 años llega al graderío esperando encontrar una escalera que le evite dar un rodeo a sus cansadas piernas que apenas tienen fuerza para mover su sofocado cuerpo por un desierto de piedra a 60 grados en superficie.</span>

    Eso si, el señorito arquitecto verá una hermosa maqueta en su estudio/loft con aire acondicionado de 5 millones de frigorías.

    (Espero haber llegado a tiempo de responder antes de que los administradores te recorten los insultos del mensaje... ¿o no lo harán?)

    ResponderEliminar
  18. <span>En una renovada y "granitizada" plaza de una ciudad del norte, al arquitecto y/o contructor no se le ocurrió otra cosa que colocar dos enormes bloques cúbicos de pulido mármol negro. Tras la apertura, los viandantes los observaban allí, solitarios y azotados por el sol. Nadie se atrevía a tocarlos pensando que, o bien iban a tostar sus traseros o bien iban a a estar profanando alguna inexplicable obra de arte.</span>

    La constructora tuvo que contratar/destinar a uno de sus obreros para una importante labor de educación urbanística: le citó en la renovada plaza, le entregó los periódicos del día y le asignó la taréa de sentarse un rato en cada bloque hasta haber leído hasta la sección de ciencias ocultas durante los días necesarios para dar ejemplo a los paseantes.

    Ahora la gente ya sabe que no son parrillas ni esculturas, son bancos. Duros, tórridos o frígidos y húmedos según la época del año y terríblemente incómodos por carecer además de respaldo. Pero al menos les han perdido el miedo. Los niños se suben para saltar desde ellos, alguna mujer mayor reposa la bolsa de la compra camino de casa y de vez en cuando alguien sube el pie para atarse los zapatos.

    Arquitectura contra ciudadanos.

    ResponderEliminar
  19. Me recuerda al tema de las barandillas en el Manzanares... debería haber un poco de sentido común en los ciudadanos

    También me acaba de recordar a esas vallas que se ponen a veces en los cruces para que la gente no cruce las carreteras por cualquier sitio temerariamente ¿Son necesarias tantas medidas disuasorias o debe el ciudadano ser responsable de sus actos?

    ResponderEliminar
  20. <span>Así de sencillo. Una actuación de unos pocos cientos de euros arregla un carísimo e inútil proyecto.
    </span>

    ResponderEliminar
  21. Es respetable que guste o no, que se critique o no. Para mi NO es un parque más son casi 7 millones de metros cuadrados recuperados en el centro de la ciudad, para uso y disfrute de los ciudadanos.

    ResponderEliminar
  22. ¿Es nacesario tanto diseño o deben los arquitectos ser conscientes de las necesidades de los usuarios? Aunque el caso de las vallas poco tiene que ver. En ese caso se actua a favor del usuario, en el las Cortes, en contra.

    Por cierto ¿Dónde quedó el concepto de hergonomía?

    ResponderEliminar
  23. <span>Y la ruina para el ayuntamiento (y para nosotros que tenemos que pagarlo9 no lo olvides. Madrid suma más deuda que todas las capitales de provincia juntas (y seguimos acumulando)</span>

    ResponderEliminar
  24. <span>A mi tantas cifras me abruman, me parecen tan frías y duras como ese  granito. Los polìticos llenan sus discursos de ellas (tanto como granito llena sus cabezas). Suenan fantástico tantos miles de árboles, metros cuadrados y kilómetros de carriles. Pero: ¿Cuantos madrileños puedes ver disfruntándolos estos días (con la que está callendo y sin prácticamente una sombra) entre las 12.00 y las 18.00? Seguro que las cifra no es tan grandiosa.</span>
    <span>Y por supuesto, los coches están muy bien enterrados (yo los preferiría desterrados), pero insisto. ¿Se parece algo la realidad de lo que se ha hecho con los bonitos paneles propagandísticos que nos vendió Gallardón a bombo y platillo en su plan Madrid Río.?</span>
    <span>Que por cierto, ha sido financiado en su mayor parte con los fondos del Plan E de Zapatero.</span>

    ResponderEliminar
  25. <span><span><span>A mi tantas cifras me abruman, me parecen tan frías y duras como ese  granito. Los polìticos llenan sus discursos de ellas (tanto como granito llena sus cabezas). Suenan fantástico tantos miles de árboles, metros cuadrados y kilómetros de carriles. Pero: ¿Cuantos madrileños puedes ver disfruntándolos estos días (con la que está callendo y sin prácticamente una sombra) entre las 12.00 y las 18.00? Seguro que las cifra no es tan grandiosa.</span>  
    <span>Y por supuesto, los coches están muy bien enterrados (yo los preferiría desterrados), pero insisto. ¿Se parece algo la realidad de lo que se ha hecho con los bonitos paneles propagandísticos que nos vendió Gallardón a bombo y platillo en su plan Madrid Río.?</span>  
    <span>Que por cierto, ha sido financiado en su mayor parte con los fondos del Plan E de Zapatero.</span></span></span>

    ResponderEliminar
  26. las infografías son una aproximación del resultado final, en este caso siempre aparecen con los árboles bien crecidos y frondosos. Sin embargo Arbosur te voy a mostrar un ejemplo, el puente oblicuo:

    Así era la infografía
    Así es la realidad hoy

    Creo que cuando vayan creciendo los árboles la realidad superará la ficción  ;)

    ResponderEliminar
  27. <span>Arbosur, aunque las cifras te abrumen, 25.289 árboles no son "unos cientos de pinos" </span>
    <span></span> 
    <span> :) :) ;) </span>

    ResponderEliminar
  28. Pero siempre habrá algún botarate que diga es arquitectura "cool" porque tiene algo de orgánico, y vaya usted a saber que más sandeces soltará para hacerse el interesante.

    ResponderEliminar
  29. Aalto. Si te fijas bien, Arbosur luego dice "miles" en lugar de "cientos". Pero no le falta razón porque la inmensa mayoría son pinos, que apenas dan sombra.

    ResponderEliminar

loading...