martes, 29 de septiembre de 2009

Arranca la tuneladora de la nueva línea de Cercanías Móstoles-Navalcarnero


La presidenta regional, Esperanza Aguirre, puso ayer en marcha la tuneladora más grande y tecnológicamente más avanzada de las empleadas hasta ahora por la Comunidad en la ejecución de una de sus obras y que va a servir para perforar uno de los tres túneles que forman parte del proyecto de construcción de la nueva línea de Cercanías entre Móstoles y Navalcarnero.

Además, esta nueva tuneladora incorpora mayores medidas de seguridad para los trabajadores, tales como avanzados sistemas de extinción de incendios con gas inerte y sistemas de detección de gases como metano, dióxido de carbono, monóxido de carbono y oxígeno. Las dimensiones de esta gran máquina, cuya cabeza de corte tiene un diámetro de 10,6 metros -un metro y veinte centímetros más que las que se han utilizado- van a permitir perforar entre 30 y 40 metros de túnel cada día.


De esta forma, se colocarán diariamente unos 20 ó 25 anillos de dovelas. Para el montaje de la tuneladora de 105 metros de longitud, que empezó en enero, se ha empleado a 50 personas, incluyendo los soldadores y encargados de la puesta a punto de la gran cabeza de corte. Los más de 225.000 vecinos de Navalcarnero, Arroyomolinos, Móstoles y alrededores podrán disfrutar en 2011 de los 15 kilómetros de esta nueva línea que va a conectar esos tres municipios.


Hasta Atocha sin trasbordos en 40 minutos


La nueva línea Móstoles-Navalcarnero, que forma parte del Plan de Cercanías de Madrid, permitirá a los vecinos de Navalcarnero llegar de forma directa hasta la Estación de Atocha, sin hacer trasbordo, en aproximadamente 40 minutos, gracias al acuerdo alcanzado con el Ministerio de Fomento. Este proyecto, que cuenta con una inversión de 362 millones de euros, incluye la construcción de tres túneles, uno de los cuales se ejecutará entre pantallas y por tanto no precisará tuneladora.


Sin embargo, los otros dos los realizará esta misma máquina, que será montada de nuevo en otro emplazamiento, para construir un segundo tramo bajo el casco urbano de Móstoles. En total, la línea contará con siete estaciones, cuatro en Móstoles, una en Arroyomolinos y otras dos en Navalcarnero y, como característica especial, dispondrá de cocheras y talleres, edificio administrativo y un viaducto de 320 metros sobre el río Guadarrama.

Los 300.000 metros cúbicos de lodos que se extraerán durante la excavación de los dos túneles, aproximadamente el volumen de 120 piscinas olímpicas, serán tratados con cal para acelerar el secado, una importante medida ambiental, ya que el residuo seco no solo es más fácil de manejar y transportar, sino que se puede reutilizar para terraplenes y caballones anti-ruido en las carreteras. Además, el 46% del trazado discurre soterrado para garantizar el máximo respeto al medio ambiente y se desarrolla al sur de la A-5 para evitar cualquier afección al Parque Regional y a la Dehesa de Marimartín.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...