miércoles, 30 de septiembre de 2009

Dinastía y Divinidad, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Hasta el 13 de diciembre de 2009


"Dinastía y divinidad" está compuesta por más de un centenar de piezas de arte Ife realizadas en terracota, bronce, piedra o cristal y que han sido cedidas por la Comisión Nacional de Museos y Monumentos del Gobierno de Nigeria.


La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando reúne una de las mayores exposiciones de arte Ife de la historia. Los artistas de Ife fueron artífices de una obra escultórica sin precedentes, catalogadas entre las más espectaculares y técnicamente sofisticadas de África.

Ife es la antigua ciudad-Estado y tierra natal de la cultura yoruba, centro espiritual, donde continua residiendo su ´oni´, el descendiente de una de las dinastías reales que cuenta con 800 años de historia. Ife fue la capital de la región entre los siglos XII y XV, pasando a ser la capital de Benin en el siglo XV.

En la actualidad, los yoruba son un grupo de más de 30 millones de personas que se encuentran dispersas por África y el resto del mundo. Su rica cultura sobrevive siglos tras siglos, especialmente en su dimensión religiosa, un buen ejemplo de ello es la santería que se mantiene viva en países como Cuba o Brasil.

Entre las piezas que incluye la muestra, destacan tres esculturas pertenecientes al siglo XIV realizadas en cobre puro y vaciadas con una técnica en la que se utiliza cera, algo impensable en Europa en aquella época, debido a la avanzada y sofisticada práctica.

Las esculturas de estos creadores han ido apareciendo bajo la ciudad actual de forma casual, al excavar para cimentar edificios o construir carreteras. Algunas de las piezas han sido halladas en su contexto, como parte de un altar y junto a restos humanos o animales, factor que ha facilitado a los arqueólogos el estudio de los yoruba, cultura que tenía la convicción de que sus reyes no morían jamás porque se convertían en dioses.

Tras su paso por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, "Dinastía y divinidad" viajará al British Museum de Londres.

Lugar: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, calle Alcalá 13
Fecha: Del 18 de septiembre al 13 de diciembre de 2009
Horario: De martes a sábados de 10 a 14 h. y de 17 a 20 h. Domingos de 10 a 14 h. Lunes cerrado.
Precio: entrada libre

Exposiciones permamentes


La colección permanente de la Real Academia se exhibe en 52 salas e incluye un notable puñado de obras maestras como 'El entierro de la sardina', de Goya, o 'La primavera', de Arcimboldo, único lienzo de este genial y originalísimo pintor existente en España.

Pero la Academia de San Fernando muestra un larguísimo etcétera de pinturas de primera línea. Antonio Joli (Vista de la calle de Alcalá); Pedro Orrente (Salida de los hebreos de Egipto); Francisco de Zurbarán (Agnus Dei); Juan de Zurbarán (Bodegón de los limones). Pedro de Mena (Dolorosa. Madera policromada y pasta vítrea). Luis de Morales (Ecce Homo). A ello hay que añadir 'Juegos de niños de Goya, Colección Santamarca' pintada por el aragonés entre 1776 y 1785.

La Primavera de Arcimboldo es la joya de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Esta extraña figura de flores, bodegón o retrato, cómo prefiera cada espectador, supone un capricho delicioso en la Historia del arte. Arcimboldo fue un pintor italiano que trabajó en la corte de Rodolfo II, un emperador fascinado por el arte, la ciencia y la magia que en el siglo XVI convirtió Praga en un importantísimo centro de atracción cultural. De Arcimboldo sorprende la enorme libertad con la que trasciende los géneros clásicos del arte. Ante la Primavera podríamos preguntarnos si es un bodegón de flores o un retrato.

Juegos de niños



Hasta el año 2010 puede verse en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando la serie de Goya "Juego de niños" que la Fundación Santamarca ha prestado temporalmente al museo. Se trata de seis pequeñas pinturas del periodo más luminoso y alegre del pintor (1776-1785), en el que presta enorme interés por la vida cotidiana de la ciudad. El tema del juego, tratado en varias ocasiones por Goya, es una prefiguración de las dificultades, los retos y la suerte que condiciona la vida de los adultos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...