lunes, 26 de mayo de 2008

La transformación del paseo de la Dirección

La Junta de Gobierno del ayuntamiento de Madrid acordó la semana pasada la aprobación definitiva del proyecto de urbanización del paseo de la Dirección y su entorno, lo que permitirá que las obras comiencen este mismo verano.


Se mejorará la red viaria, aumentarán los equipamientos y espacios públicos, y desaparecerán un buen número de infraviviendas para ser sustituidas por nuevos pisos destinados a realojo en la misma zona. Los trabajos desdoblarán el paseo de la Dirección, creando a lo largo de su trazado miradores y zonas estanciales con cascadas, láminas de agua y surtidores, y un carril bici.

El presupuesto de la actuación que comenzará a ejecutarse en la zona más próxima a la avenida de Asturias asciende a 40.564.923 euros.

El proyecto transformará por completo todo el ámbito, que suma un total de 166.157 metros cuadrados. En su nueva configuración habrá 74.891 metros cuadrados de red viaria, 35.010 de zonas verdes, y otros 24.036 de nuevos equipamientos. Además, se construirán 1.700 viviendas de las cuales el 50% serán protegidas.

La inversión prevista para el ámbito asciende a más de 176 millones de euros. Bajo supervisión municipal, la empresa adjudicataria del concurso público para la concesión administrativa de la gestión, desarrollo y ejecución –por el sistema de expropiación– del Plan Parcial de Reforma Interior acometerá, además de las obras de urbanización, la expropiación, urbanización y construcción de edificios para el realojo. Para desarrollar todo el proceso la empresa adjudicataria cuenta con un plazo de seis años.



Mejora de la comunicación

El paseo de la Dirección transcurre entre la avenida de Asturias y la calle de Ofelia Nieto. Con 1.800 metros de longitud, ahora tiene un carril por sentido. Su desdoblamiento a dos carriles por sentido mejorará sustancialmente la comunicación del distrito de Tetuán con la zona noroeste de la ciudad. Por otra parte, a lo largo de todo el trazado del paseo de la Dirección, en la zona exterior que se asoma al parque, discurrirá un carril-bici de dos metros de anchura.

pincha para ampliar

Miradores y zonas ajardinadas

El proyecto incluye la creación de seis espacios estanciales que, a modo de miradores, se asoman al parque Agustín Rodríguez Sahagún sobre plataformas sostenidas con muros aterrazados. Sobre ellas habrá láminas de agua que caerán formando cascadas. Su presencia recordará al llamado Canal Bajo, una infraestructura hidráulica perteneciente a la primera conducción de agua del Canal de Isabel II.

Además del propio paseo, el proyecto aprobado incluye la adecuación de todas las calles transversales: Carmen Portones, Marqués de Viana, Crisantemo, Aligustre, Cosmos, Alberdi, Capitán Blanco Argibay, Reyes de Aizquibel, Cantueso, Soto Yoldy, Isabel Serrano, Pando, Las Torres, Travesía de Pando y Sorgo. En la mayoría de ellas, las que rodean a las nuevas viviendas, se realizará un tratamiento de coexistencia tráfico-peatón, con aceras enrasadas con la calzada y separadas mediante bolardos. En la confluencia de la calle del Doctor Blanco Argibay se creará una rotonda de 45 metros de diámetro que contará con una lámina de agua.

Paseo de la Dirección
Con esta intervención se crearán 35.010 metros cuadrados de zonas verdes con especies autóctonas de sombra y aromáticas como lavándulas, romeros y rosales. En total, se plantarán 1.515 árboles entre coníferas y frondosas y 11.753 arbustos. Los nuevos paseos y plazas públicas ocuparán una superficie de 18.853 metros cuadrados con instalaciones de juegos infantiles y para mayores.

calle Marqués de Viana
La urbanización alcanzará el interior del distrito, de forma que la superficie de actuación (166.156 m2) se incrementará en 22.690 metros cuadrados más. Esto supone una mejor integración de las nuevas obras en el entorno, e incluye el remate de la urbanización de los bordes de los parques adyacentes, que ahora finalizan en espacios libres sin urbanizar.

Por otra parte, el proyecto contempla la reserva de seis espacios destinados a futuros aparcamientos a lo largo del trazado del paseo de la Dirección.


El Canal Bajo

En las zonas en las que el Canal Bajo es visible, su presencia queda potenciada mediante la construcción en su proximidad de pérgolas que proporcionan continuidad visual y que están ligadas a las láminas de agua, fuentes o ajardinamiento, como la que se realizará en la vaguada de Marqués de Viana, que dispondrá de surtidores. De esta forma, Madrid recupera una parte interesante de su memoria urbana.


El Canal Bajo, construido entre 1854 y 1907, tiene nivel 1 de protección histórico artística. Se trata de una infraestructura que corresponde a la primera conducción de aguas del Canal de Isabel II, aún en funcionamiento. La nueva ordenación deja fuera del ámbito las partes de esta infraestructura que emergen del terreno, mientras que las soterradas bajo la traza del nuevo viario, que sustituirá al actual paseo de la Dirección, no están afectadas por el proyecto. A lo largo de todo su trazado habrá una nueva tubería de conducción de agua que sustituirá sus funciones actuales.

15 comentarios:

  1. De esto han pasado ya dos años y una crisis galopante. ¿Sabéis en qué quedó, si se ha llegado a adjudicar la obra, si tiene visos de hacerse en algún momento, aunque sea a medio plazo, o de forma parcial?

    Gracias

    ResponderEliminar
  2. <span>tiene pinta de ser lo del prometer hasta meter
    </span>

    ResponderEliminar
  3. <span>Van lentos, pero la cosa avanza. </span>

    ResponderEliminar
  4. <span>Están trabajando en tres zonas:
    - La continuación del primer tramo está casi terminada en la parte exterior desde la Avenida de Asturias. Parece que ya estan igualando el terreno para continuar con el primer tramo hecho.

    - Han empezado la primera promocion de VPP, donde siguen pilotando a buen ritmo.

    - Están liados con el talud pasado Blanco Argibay, con bastantes obreros trabajando.


    </span>

    ResponderEliminar
  5. gracias J.Carlos por informarnos   :)

    ResponderEliminar
  6. <span><span><span>Coño, koreano, ¿otro patinazo?  ;)  </span> </span></span>

    ResponderEliminar
  7. <span>no se pueden hacer tortillas sin romper huevos</span>

    será por incumplimientos, kike del alma

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias, Juan Carlos! Pensaba que ni se habían empezado.

    ResponderEliminar
  9. estoy vendiendo un piso en esta zona por 230000 euros

    ResponderEliminar
  10. ya estan haciendo las obras para quitar las curvas

    ResponderEliminar
  11. Es una barbaridad lo que quieren hacer en Tetuán. Era un barrio de casitas bajas, preciosas, casi un pueblo dentro de Madrid. Sus habitantes estaban felices, pero a los políticos no les parecía bien, querían plantar torres de pisos para pijos, porque estaba mal que la gente pobre que colonizó aquel barrio viva tan cerca del centro de Madrid, y con patios y casitas encaladas, vamos ¡lo que hacía falta!.


    Dejaron de arreglar las calles, las aceras, algunas zonas sin saneamiento ni recogida de aguas, ni tampoco limpieza de las calles... Vamos, que dejaron que aquello se pudriera hasta que todos se fueran por sí mismo o que quedaran pocos a los que fácilmente convencer con casas de protección oficial en San Chinarro u otro PAU similar. Son gente mayor que ya no quiere complicaciones, y el ayuntamiento está claro que no está para ayudarlos.


    Como siempre, el desarrollo mal entendido, podrían haber revitalizado el barrio, ayudado a la rehabilitación de viviendas, arreglado el asfalto, las aceras... Pero claro, lo mejor es tirarlo todo, quedarnos sin memoria, sin saber qué fué Madrid, qué más nos da si nos autodestruímos como pasatiempo...

    Si dejáramos que pasaran unos 20 ó 30 años veríamos como aquello sería casi turísitico. Animo a los que no lo conozcáis que os déis un paseo, aunque ya sólo quedan unas cuantas casitas, pero con un poco de imaginación os podréis hacer una idea de cómo era el barrio.

    Yo todavía espero que no lo derriben todo, que los vecinos tengan algo que decir.




    Madrid se va a llenar de Avenidas de Asturias, lugares realmente insulsos dónde de una ciudad a la que nadie le tiene cariño, porque todos nos la cargamos cada día.

    Porque no me digan a mi que a alguien le gusta la Avenida de Asturias...

    Pero nada, ahí seguimos, empeñados en borrar la topografía, en tirar nuestras casitas, en hacer edificios horrorosos de ladrillo y mirador con carpintería de PVC...


    ¿No podían haber arreglado el Paseo de la Dirección sin quitar las curvas? Es absurdo tanto económicamente como paisajísticamente. Supongo que el señor del ayuntamiento que hizo el Plan Parcial no entendía lo que eran las curvas de nivel...


    Termino, triste, muy triste.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. No me lo puedo creer, ¿de verdad te gusta? ¿Sabes ver un plano? Nadie en su sano juicio remataría así un barrio de casas bajitas. Supongo que no serás arquitecto, si no me corto las venas aquí mismo.


    Además, mezclar la Toscana con Madrid en la misma frase debería estar prohibido.


    Eso si, te felicito por tu imaginación, pero creo que algo te trastornó y no tiene nada que ver con la información que reciben tus sentidos.



    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Si queréis leer un poco de historia de el barrio...

    <span>Tetuán de las Victorias: Ayer y Hoy de un barrio de Madrid</span>

    http://urbancidades.wordpress.com/2008/08/07/tetuan-de-las-victorias-ayer-y-hoy-de-un-barrio-de-madrid/

    ResponderEliminar
  14. Gentrifícame con gusto, que yo soy tonto y no me quejo.7 de diciembre de 2010, 18:34:00 CET

    Tetúan se gentrifica, lo gentrifican los ricos.


    <span><span>
    <p>
    </p><p>Tras el periodo de urbanismo extensivo desordenado y especulativo que ha venido sufriendo la ciudad de Madrid materializado en forma de PAUS, nos encontramos frente a un nuevo fenómeno de transformación de la ciudad: los procesos de gentrificación urbana. La palabra gentrificación procede del inglés “gentry” y significa, literalmente, aburguesamiento o elitización. Este concepto viene a definir el proceso mediante el cual un barrio de renta media-baja, que ha sufrido una situación previa de abandono y degradación del patrimonio inmobiliario, vive un proceso de revalorización que implica por lo general la expulsión de sus habitantes tradicionales y su sustitución por habitantes de mayor nivel de renta. El proceso conlleva la sustitución de la población, de la tipología de viviendas y de las actividades comerciales y productivas. El móvil de este fenómeno es la ganancia especulativa obtenida a través del cambio sufrido en el valor del suelo, entre la fase de abandono de la zona y su posterior revalorización.<span></span>
    </p><p>Un caso paradigmático de este fenómeno lo encontramos en el centro de la ciudad de Madrid, en el barrio Malasaña, en una zona que ha sido denominada por promotores e inmobiliarios como Triball (Triangulo Ballesta). Esta área de la ciudad, sometida a un abandono sistemático y a un deterioro del barrio por parte de la administración, ha sido escogida por un grupo inmobiliario para el desarrollo de un plan de explotación urbanística camuflado bajo un supuesto plan de recuperación o revitalización de un barrio. La estrategia de partida es la creación de un barrio marca Triball, con un perfil de negocio que tiene como referente el Soho londinense. En la práctica, este supuesto plan de recuperación urbana está provocando la expulsión del comercio tradicional y la sustitución por un comercio de élite. Aunque el fin último de esta operación conduce al monopolio del mercado inmobiliario de la zona y a la obtención de plusvalías de la revalorización de los inmuebles. Este proceso es un ejemplo de lo que hemos denominado“gentrificación planificada”, que son procesos a medio plazo que se realizan en tramas urbanas consolidadas, siendo muy comunes en cualquier ciudad media-grande del estado español.
    </p><p> 

    </p></span></span>

    ResponderEliminar
  15. Gentrifícame con gusto, que yo soy tonto y no me quejo.7 de diciembre de 2010, 18:34:00 CET

    SIGO...


    <span>
    <p>Un proceso menos común  es el que hemos denominado como “gentrificación programada, que utiliza el instrumento del Plan parcial de reforma interior mediante el sistema de ejecución por expropiación. La “gentrificación programada” tiene plazos de ejecución más cortos realizándose bajo el paraguas de un plan de rehabilitación del barrio o de planes parciales de reforma interior. El abandono o desvalorización previa del barrio es el preámbulo a este proceso. Un aspecto que facilita el desarrollo del proceso suele ser la existencia de una población envejecida o el predominio del alquiler sobre la propiedad (lo que facilita los desalojos masivos).
    </p><p>Un buen ejemplo de estas prácticas lo encontramos en el “Plan del Paseo de la Dirección” en el barrio madrileño de Tetuán. En el proyecto se contempla la construcción de 1700 viviendas. Para ello, se expropiará a los habitantes y se les realojará a todos ellos en uno de los bloques que están proyectados. El barrio de Tetuán es un barrio de vivienda de baja densidad, con tipología de casas-patio, es un barrio de gran riqueza por su composición y diversidad social y económica y una buena parte de este barrio será arrasado amparándose en cuestiones de saneamiento urbano. Es cierto que en el barrio existen viviendas que no cumplen estándares mínimos de salubridad, pero la actuación planteada nos parece desproporcionada ya que creemos que la solución a estas cuestiones no es hacer tabula rasa y demolerlo todo.
    </p><p>Lo que nos lleva  a pensar que más allá de la supuesta bien intencionada medida existan otros intereses. Hay que tener en cuenta que esta área, debido a la construcción de las famosas torres en la ciudad deportiva del Madrid, está codiciada también por intereses inmobiliarios. Por lo tanto, es más lógico pensar que el plan puesto en marcha está dirigido a satisfacer las demandas de este sector inmobiliario más que a paliar las demandas y carencias de este barrio.
    </p><p>La justificación de esta  intervención pública que, en teoría, se dirige a mejorar las condiciones de vida de un barrio que se supone degradado, va a suponer como consecuencia última la gentrificación del sector. Parece obvio que esta intervención masiva no está dirigida a mejorar las condiciones de vida de sus pobladores, sino a la sustitución de éstos por otros de nivel social acorde con la nueva valorización de la zona. Además, pensamos, por otro lado, en el alto coste social, ambiental y económico de esta operación. Creemos que si existiese una verdadera voluntad de mejora del área se actuaría con un plan de rehabilitación de vivienda. También una actuación en esta misma dirección sería la recuperación y puesta en valor de las preexistencias, recuperando espacios abandonados y degradados para la incorporación de otros usos. Y, por supuesto, la mejora de las dotaciones y de los equipamientos del barrio que hasta el momento han sido abandonados por la Administración.
    </p></span>

    ResponderEliminar