martes, 8 de septiembre de 2009

En 2010 los coches eléctricos no pagarán el SER o parquímetros

Presentado el proyecto MOVELE


La Ciudad de Madrid va a incentivar el uso de vehículos eléctricos con una medida efectiva a partir del año que viene: su exención en el pago de la tasa del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). A través de la modificación de las Ordenanzas Fiscales para 2010, los vehículos eléctricos podrán estacionar gratuitamente en plazas del SER. Lo ha anunciado hoy el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en un acto con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en el que ambas administraciones han ratificado su compromiso de poner en marcha el plan para la Promoción de la Movilidad Eléctrica Urbana (MOVELE). Es un proyecto piloto que consiste en la instalación de un conjunto de sistemas destinados a la recarga de vehículos eléctricos.


El Gobierno de la Ciudad también está dispuesto a fomentar los coches eléctricos a través de su política fiscal. La bonificación del 75% en el impuesto sobre vehículos eléctricos durante toda su vida útil -un incentivo que de las seis ciudades más grandes de España sólo aplican Madrid y Barcelona- debe completarse con una profunda revisión del sistema. La idea es, argumentó el alcalde, que el impuesto de cada vehículo se determine de acuerdo con su nivel de contaminación, tal y como ya ha trasladado el Ayuntamiento de Madrid a la Federación Española de Municipios y Provincias.

280 puntos de recarga en 2011


Mediante el convenio para desarrollar el Proyecto Piloto de Movilidad Eléctrica MOVELE -firmado el pasado 15 de julio entre el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) del Ministerio y la Fundación Movilidad del Ayuntamiento de Madrid- en el plazo de 18 meses Madrid tendrá 280 nuevos puntos de recarga, 140 en superficie y 140 subterráneos.


Una inversión cercana a los 1,4 millones de euros -de los que el IDAE aportará 586.000- permitirá crear una red de puntos de recarga distribuida por las principales áreas de negocio y comercio de la ciudad a través de un proceso en el que están participando usuarios potenciales. A dicha red habrá que sumar los sitios instalados en diferentes aparcamientos subterráneos que, en estos momentos, construye el Ayuntamiento. Entre unos y otros, Madrid contará en breve con unos 500 puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Recarga en garajes particulares


La actitud de colaboración del Ayuntamiento de Madrid que ha permitido poner en marcha este proyecto de movilidad eléctrica, subrayó Ruiz-Gallardón, "debe ser recíproca por parte de todas las administraciones y en todos los ámbitos". Añadió que un ejemplo práctico de esta necesaria coordinación es "la aconsejable revisión de la vigente Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal en lo referente a las mayorías requeridas para la adopción de acuerdos que afecten a elementos comunes".


La petición del Ayuntamiento, trasladada a los Ministerios de Industria y de Ciencia y Tecnología, no pretende otra cosa, explicó, "que facilitar la instalación de dispositivos eléctricos de suministro individual en las plazas de garaje de las viviendas particulares, un paso imprescindible para la viabilidad del uso cotidiano del vehículo eléctrico". Se trata en definitiva de superar el reto de la eficiencia y sostenibilidad energética en España, que pasa por la activa implicación de los Ayuntamientos.

Pero para desarrollar políticas más eficaces, insistió Ruiz-Gallardón, es necesaria la voluntad conjunta de todas las administraciones, por lo que el Ayuntamiento ha renovado su invitación al Gobierno de España para "trabajar y sumar esfuerzos en favor de un nuevo modelo de movilidad sostenible". El vehículo eléctrico es una alternativa válida, "pero para ser real necesita una adecuada red de puntos de recarga y unos incentivos que aumenten su atractivo".

Fomentar la movilidad sostenible


Entre las medidas ya instauradas figuran las dos líneas de minibuses de propulsión eléctrica (M1 y M2) que recorren el centro de la ciudad; el aparcamiento subterráneo con 36 puntos de recarga (Duque de Pastrana) que pueden prestar servicio a más de 50 vehículos eléctricos, y la bonificación, vigente desde 2004, del 75% en el impuesto sobre los vehículos eléctricos, el máximo que permite la legislación.


Actualmente, el Ayuntamiento de Madrid cuenta con 46 vehículos eléctricos que prestan servicio sobre todo en la EMT y en el mantenimiento de zonas verdes. En los próximos meses esta cifra se duplicará gracias a la adquisición cada vez mayor de este tipo de vehículos. El Gobierno de la Ciudad es fiel al compromiso de que en 2011 todos los vehículos municipales cumplirán los requisitos para poder ser calificados como flota verde.


Ayudas a la compra de vehículos eléctricos

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...