miércoles, 24 de noviembre de 2010

Escuela de Formación de Motoristas en Vicálcaro

Las motos son una eficaz alternativa al coche para desplazamientos urbanos porque agilizan el tráfico, son rápidas, reducen los tiempos de viaje, ocupan poco espacio a la hora de aparcarlas, apenas contaminan y su consumo energético es muy bajo. Por eso el Ayuntamiento de Madrid lleva años fomentando su uso, de manera que en los últimos 8 años este parque de vehículos ha aumentado un 60%. Pero también es un medio más vulnerable, y aunque en la ciudad los accidentes son menos graves que en carretera, el Ayuntamiento promueve y apoya medidas para minimizar el impacto de esta siniestralidad.

Escuela de Formación de Motoristas en Vicálcaro
El delegado de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo, inauguró ayer la Escuela permanente de formación segura para motoristas, ubicada en el recinto ferial del distrito de Vicálvaro. Aunque se trata de una iniciativa privada de la empresa CSM Conducción Segura, complementa el Plan Estratégico de Seguridad Vial para Motocicletas y Ciclomotores de la Ciudad de Madrid, puesto en marcha hace un año y con un horizonte temporal de aplicación que se extiende hasta 2013. "Madrid -subrayó el delegado- es la primera ciudad española en contar con un plan de seguridad vial específica para motos".

Escuela de Formación de Motoristas en Vicálcaro Para elaborarlo, el Ayuntamiento se basó en la evolución del parque de vehículos y en las intensidades del tráfico. "El parque de motocicletas ha tenido un incremento muy significativo entre 2001 y 2009, pasando de 83.000 a cerca de 135.000 motocicletas. Es decir, en tan solo 8 años se ha incrementado más de un 60%. El caso de los ciclomotores se mantiene estabilizado en torno a los 50.000", detalló Calvo. Añadió, además, que la motocicleta es el único vehículo motorizado que experimentó un crecimiento en 2009. En concreto, la moto alcanza ya el 10,5% del total del parque de vehículos de la Ciudad de Madrid: el 7,7% corresponde a motocicletas y el 2,8, a ciclomotores.

Objetivos


En cuanto a la siniestralidad, el Gobierno de la ciudad se ha fijado tres objetivos: reducir un 25% el número de muertos y heridos graves de usuarios de motocicletas y ciclomotores; reducir un 25% el número de víctimas -incluidos los heridos leves- por cada 1.000 vehículos, y reducir un 30% las intersecciones y zonas de concentración de accidentes, es decir, aquéllas donde se producen tres o más accidentes anuales durante tres años consecutivos.

Escuela de Formación de Motoristas en Vicálcaro
Los primeros resultados son esperanzadores, indicó Calvo. Los datos provisionales de 2010 registran una disminución del número de accidentes de vehículos de dos ruedas del 4,7% respecto a 2009 (3.060 hasta la fecha frente a los 3.212 de 2009). Igualmente, el número de fallecidos hasta la fecha se ha reducido un 37% (de 8 han pasado a 5), mientras que el número de heridos graves lo ha hecho un 25,6% (de 410 a 305) y el de heridos leves un 17,7% (de 3.283 pasan a 2.700).

Medidas a favor



Por otra parte, Calvo recordó los numerosos proyectos municipales puestos en marcha para promover el uso de la moto como transporte urbano. Entre ellos, las reservas de estacionamiento exclusivas (mapa), que alcanzan en este momento las 384, que suman 4.300 plazas; la exención del pago del SER; la líneas de detención adelantadas en pasos semaforizados; más de 40 Km. de carril bus-taxi-moto; la posibilidad de moverse por toda la ciudad, incluso en las Áreas de Prioridad Residencial, o la reducción de las marcas viales en los pasos de peatones semaforizados.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...