viernes, 24 de septiembre de 2010

La reforma del Palacio de Cibeles concluirá en marzo de 2011

Descripción de los espacios en obras


El 30 de marzo de 2011. En esa fecha, promete el Ayuntamiento de Madrid, estará concluida la reforma del palacio de Cibeles. Se termina después de seis años de obras, con las elecciones municipales a la vuelta de la esquina y con varias decenas de millones gastados por encima del presupuesto inicial, pero el edificio de la alcaldía por fin podrá ser también de los ciudadanos. Y eso es algo que quiere resaltar el Consistorio: el palacio de Cibeles no es solamente el despacho del alcalde (que ya usa desde noviembre de 2007), sino que será un gran centro cultural, integrado dentro del eje Prado-Recoletos y la milla cultural madrileña, con vocación de convertirse en uno de los estandartes de la ciudad.

La reforma del Palacio de Cibeles concluirá en marzo de 2011

Galería de Cristal


Una visita por el interior del edificio, proyectado por Antonio Palacios y Joaquín Otamendi y construido entre 1907 y 1919, permite hacerse una idea de cómo será una vez terminado. Aunque todo sigue, por ahora, lleno de andamios, tablones en los suelos y polvo. Solo la Galería de Cristal, el pasaje interior cubierto que se abrió al público el 23 de mayo (y que ya se puede visitar los fines de semana de modo gratuito), está acabada. Es la niña bonita del nuevo proyecto: un espacio multiusos de 3.000 metros cuadrados, que ya alberga presentaciones institucionales y que se alquila a empresas privadas, con una cúpula formada por casi 2.000 triángulos de cristal que llama la atención nada más entrar. Incluyendo a la gente que lo visitó durante La Noche en Blanco, unas 40.000 personas han pasado ya por allí, según asegura el coordinador general de Apoyo a las Artes del Ayuntamiento, Carlos Baztán.

Galería de Cristales del Palacio de Cibeles

40% de espacio público


Para el resto habrá que esperar hasta finales de marzo. Y el resto son 45.000 metros cuadrados construidos, de los que 18.500 estarán destinados a actividades culturales abiertas al público. El proyecto es obra del estudio Arquimática, dirigido por Francisco Rodríguez Partearroyo, que ganó el concurso convocado por el Ayuntamiento. La entrada para el público estará en la puerta principal, enfrente de la estatua de Cibeles. Ahí comienza un recorrido en varios niveles que ofrece distintas alternativas. A los lados, 2 ascensores panorámicos para desplazarse por las distintas plantas. Justo debajo, un auditorio de música con capacidad para unas 300 personas. Esa zona también contará con un espacio para proyecciones de películas o documentales y 3 salas polivalentes.

La reforma del Palacio de Cibeles concluirá en marzo de 2011
En el nivel dos, que se alcanza subiendo unas escaleras (o con los ascensores panorámicos) estarán los mostradores de información al público y al turista, con ordenadores multimedia que ofrecerán información sobre la ciudad y sus actividades culturales, así como una zona denominada de descanso (que, cómo no, tendrá conexión a Internet a través de wifi gratuito), una cafetería y una tienda donde los visitantes podrán comprar recuerdos de la ciudad. La información que se ofrece tendrá en cuenta a los extranjeros y estará también disponible en inglés.

Desde aquí, además, será posible acceder a la Galería de Cristal (que, por cierto, se ideó hinchando un preservativo en una caja de zapatos), que estará abierta a los visitantes siempre que no haya presentaciones institucionales o actos de empresas privadas.

Los niveles 3 y 4 estarán dedicados a exposiciones sobre la ciudad, ligadas a temas del presente y el futuro de Madrid. También el nivel 5 se dedicará a muestras culturales, pero, por sus especiales características, (como el control de la humedad y la temperatura ambiente con aparatos especiales), podrá albergar exposiciones con obras de arte que exijan unas especiales condiciones de conservación, como cuadros muy antiguos o valiosos. Está previsto que esta sala, al igual que una instalada en el nivel 1 con las mismas características, acoja muestras procedentes de ciudades extranjeras.

La reforma del Palacio de Cibeles concluirá en marzo de 2011
El nivel sexto está concebido como zona de descanso. Si se sube a él, el visitante se encontrará con una cafetería, un restaurante (habrá que ver si los precios son populares) y una amplia terraza desde la que admirar el panorama.

Un mirador panorámico a la plaza


Y aún quedan dos niveles más. En el séptimo se podrá visitar el interior de la torre del palacio. Y el último es una golosina para los turistas a la caza de la mejor foto de Madrid: desde ahí se podrá acceder a un mirador panorámico que rodea la torre y que permite ver la ciudad desde las alturas. Las vistas de la Cibeles, la calle de Alcalá y la Gran Vía son espectaculares.

El Ayuntamiento todavía no ha decidido si cobrará la entrada para las exposiciones y las visitas al mirador panorámico, aunque en esta época de crisis habrá que ponerse en lo peor.

La reforma del Palacio de Cibeles concluirá en marzo de 2011
La remodelación también cuenta con una zona de servicios igualmente necesaria para un edificio de estas características, pero que no será visible para los visitantes: 12.200 metros cuadrados que albergarán desde los almacenes a la maquinaria de climatización o los garajes para los vehículos.

Queda, para los que quieran deleitarse con las peleas entre el Gobierno y la oposición, el salón de plenos, que sustituirá al situado en la actualidad en la plaza de la Villa y que también tendrá una zona específica para visitantes.

Los arquitectos encargados del proyecto señalan que la reforma no ha sido fácil, ya que ha habido que respetar de modo escrupuloso el edificio original y a la vez incorporar todos los elementos que exige la normativa vigente sin que esto afectara al resultado final.

El Ayuntamiento quiere que el antiguo palacio perteneciente a Correos (que aún permanece en una zona del edificio) se transforme en un punto de encuentro de los ciudadanos. Ahora habrá que ver la aceptación entre estos. El mes de marzo se da el pistoletazo de salida.

Vídeo del recorrido por las obras
Fuente: elpais.com

3 comentarios :

  1. <span>En algo hemos cambiado. Los faraones han cambiado el tipo de construcción. Esperemos que sea también su tumba política.
    </span>

    ResponderEliminar
  2. Vaya despilfarro de dinero, es una verguenza, para esto nos suben el IBI, Gallardon te va a votar tu prima.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta leer este tipo de noticias.

    ResponderEliminar

loading...