martes, 1 de diciembre de 2009

Abierto el mercado temporal de Barceló


El mercado temporal de Barceló ha abierto sus puertas, después de que el pasado fin de semana se produjera el traslado de los comerciantes a la que va ser su sede en los próximos meses, situada en los Jardines del Arquitecto Rivera. Para facilitar el traslado y no afectar a la actividad ordinaria de los comerciantes, el Ayuntamiento de Madrid ha dispuesto en los últimos días de un numeroso y completo equipo de profesionales de todos los oficios a fin de ayudar no sólo en el traslado material del género y equipamiento de cada comerciante, sino para solventar cualquier incidencia que pudiera surgir a la hora de poner en marcha cada uno de los puestos.

Tal como estaba previsto, ayer se inició con normalidad la actividad comercial en el nuevo mercado temporal, con una notable afluencia de público a los puestos de venta, lo que confirma que el funcionamiento del mercado en esta ubicación temporal será el habitual y permitirá encarar sin problemas la cercana campaña de Navidad.


El mercado temporal ha sido diseñado por los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano, ganadores del concurso de ideas para el equipamiento, diseño urbano y reestructuración del mercado de Barceló, plaza de Santa Bárbara y su entorno, convocado por el Ayuntamiento de Madrid y el Colegio de Arquitectos, y fallado el 18 de diciembre de 2007. Los arquitectos han planteado un diseño novedoso para esta instalación provisional, que será un atractivo más al uso comercial de la misma.

Este mercado responde a los deseos de la Asociación de Comerciantes de Barceló, que prefirió continuar su actividad comercial en tanto se construía el mercado definitivo y, además, en una localización lo más cercana posible al tradicional mercado. Tiene una superficie construida de 4.086 metros cuadrados, de los que 2.007 m² se destinan a la actividad comercial, y se distribuye en 6 pentágonos para los puestos de venta y un edificio de instalaciones, que alberga los muelles de carga y descarga, almacenes, cámaras frigoríficas para carnes, pescados y frutas e instalaciones generales (climatización, acometidas, control de incendios, etcétera).


En la calle Barceló se encuentra el acceso principal al mercado, que a través de un pasillo central cubierto conduce a los distintos pentágonos que conforman la lonja. Estos albergan, en 73 puestos, a los distintos gremios de comerciantes: carniceros, pescaderos y fruteros ocupan tres de estos recintos, dos incluyen comercios diversos y el último alberga las cafeterías del Mercado. Los puestos de venta presentan un diseño e imagen homogéneos, pero han sido equipados según las necesidades de cada gremio, dotándoles de mostradores e instalaciones diseñadas al efecto.

Los pentágonos han sido construidos con estructura metálica y una fachada de policarbonato traslúcido que durante el día permite la entrada de luz natural y que con la iluminación nocturna da una original imagen a la zona. Para ubicar estas construcciones ha sido necesario reforzar el forjado del aparcamiento de residentes existente bajo rasante.


El nuevo centro polivalente



Una vez que se ha desalojado el viejo mercado, el Ayuntamiento iniciará el desmontaje de las instalaciones interiores para luego demoler la edificación y construir el nuevo Centro Polivalente, que albergará el nuevo mercado y además un polideportivo y una biblioteca municipal. Habrá también un nuevo aparcamiento bajo rasante, que albergará las dársenas para mercancías y plazas para residentes y rotación.

La construcción del Centro Polivalente, ya adjudicada por el Ayuntamiento, tiene un plazo de ejecución previsto de 22 meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada