miércoles, 30 de marzo de 2011

Vetada la propuesta a la FEMP de penalizar a los coches diésel

Por emitir más partículas y NO2


El Partido Socialista tumbó el martes en la Comisión Ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) la propuesta del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para que los ayuntamientos puedan penalizar la tributación de los vehículos más contaminantes, que disparan los niveles de concentración de partículas en suspensión PM2,5 en las grandes ciudades.

Vetada la propuesta a la FEMP de penalizar a los coches diésel
El voto en contra, que elimina también la posibilidad de bonificar hasta un 100% los coches ecológicos, ha sorprendido al PP, que tras la aprobación de su propuesta en la última comisión de Hacienda, contaba con sacarla este martes adelante.

"Entendemos que no es una medida que nos garantice la calidad del aire, sino que más bien tiene fines recaudatorios", ha defendido el presidente de la FEMP y alcalde de Getafe, Pedro Castro, a ELMUNDO.es. "Si el 80% de la contaminación la produce el coche, lo que hay que hacer es dificultar su entrada a la ciudad fomentando el transporte público y construyendo más carril-bici", ha añadido Castro.

La propuesta de Gallardón instaba al Gobierno a que modificase la Ley de Haciendas Locales para permitir que los Ayuntamientos penalizasen, mediante el impuesto de circulación, la tributación de los diésel frente a los vehículos de gasolina. Aprobada la modificación, cada municipio tendría libertad, según sus problemas de calidad del aire, para aplicar una serie de coeficientes con los que se penalizaría a los coches más caros y a los que más contaminantes emitan.

Vetada la propuesta a la FEMP de penalizar a los coches diésel
La iniciativa del alcalde que contemplaba, además de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), las de dióxido de nitrógeno (NO2) —"único parámetro que no cumple la capital", en palabras de Gallardón—, chocaba frontalmente con la última propuesta de su partido. El PP nacional abogó en el Congreso por la modificación del impuesto de circulación para reducir hasta un 50% la tributación de los coches que emitan menos de 200 gramos de CO2 por kilómetro.

Al mismo tiempo que la FEMP rechazaba una mayor fiscalización de los vehículos diésel, que emiten hasta seis veces más partículas en suspensión PM2,5 que los los de gasolina, ha firmado un protocolo junto al Ministerio de Medio Ambiente que perseguirá la mejora de la calidad del aire mediante campañas de sensibilización y participación. "Se trata de un acuerdo de buenas intenciones, pero que no recoge ninguna medida concreta que garantice algún resultado", ha criticado el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Juan Bravo.

Fuente: elmundo.es

6 comentarios :

  1. Me soprende la postura del PSOE en esta asunto.

    Ahora que ya pasaron los tiempos de alarma social y en los medios por la contaminación vemos que seguimos en las mismas. Sin medidas claras y concisas para poner freno a la "dieselización" del parque automovilístico  :'(

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que el diesel deberia ser para camiones y autobuses como ha sido siempre...

    El PSOE me ha decepcionado, porque en este asunto, se requieren medidas valientes. Menos coches y más motos y bicis.

    ResponderEliminar
  3. Valientes, pero pensadas. Hacen falta medidas eficaces y equitativas.

    ResponderEliminar
  4. Es que los temas "espinosos" e impopulares no se atreven ni a tocarlos antes de las elecciones, y menos si no tienen muy claro el resultado electoral.


    :( :( :(

    ResponderEliminar
  5. Thank you for sharing the info. I found the details very helpful.

    cheap nolvadex

    ResponderEliminar