martes, 6 de abril de 2010

Estrategia y el Plan de Acción para impulsar el vehículo eléctrico en España

15 medidas y 590 millones para 2010-2012


El Gobierno de España ha presentado hoy públicamente la Estrategia Integral para el Impulso del Vehículo Eléctrico con el horizonte 2014 y un conjunto de medidas que se implementarán a través de un Plan de Acción en los próximos dos años para alcanzar los objetivos previstos en dicha Estrategia.


La reunión, en la que se ha explicado al sector privado y otras administraciones implicadas los planes futuros para el vehículo eléctrico, ha estado encabezada por el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado por la Vicepresidenta Segunda, Elena Salgado y por los ministros de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, y la titular de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia.

El Gobierno considera que el vehículo eléctrico es una oportunidad industrial en un momento decisivo para el sector de la automoción, tecnológica, energética y medioambiental y abre un campo pionero para el desarrollo de software para recarga de baterías y al desarrollo de las redes inteligentes (smart grid).

Su fomento y desarrollo forma parte de la Estrategia de Economía Sostenible (www.economiasostenible.gob.es), un amplio programa modernizador puesto en marcha por el Gobierno con el objetivo de lograr un nuevo modelo económico.


Desde el punto de vista energético fomentará el uso de las energías renovables y mejorará su gestión e integración en el sistema eléctrico, al tiempo que aporta ventajes ambientales evidentes ya que no emite CO2, ni otras partículas en suspensión, y es más eficiente desde un punto de vista energético.

Fruto de este convencimiento, el Gobierno ha puesto en marcha el proyecto piloto Movele en el marco del Plan de Activación del Ahorro y la Eficiencia Energética 2008-2011 del Ministerio de Industria, con el objetivo de demostrar la viabilidad técnica y energética de la movilidad eléctrica en los entornos urbanos.

El Movele tiene previsto introducir 2.000 vehículos eléctricos en 2009 y 2010, así como la instalación de unos 500 puntos de recarga, y articula ayudas a la adquisición, lo que servirá como experiencia en este campo.

Además, desde el Gobierno se celebró en noviembre de 2009 una Cumbre del Vehículo Eléctrico a la que asistieron los máximos directivos de las empresas de los distintos sectores afectados por el vehículo eléctrico y representantes de distintas administraciones en la que se firmó un memorando de entendimiento (MOU) por el que se creó un grupo de trabajo multidisciplinar coordinado por el Ministerio de Industria.

A partir del trabajo realizado en el seno del grupo de trabajo, el Gobierno ha conformado un Plan compuesto por una Estrategia Integral para el Impulso del Vehículo Eléctrico en España, en la que se recogen las ideas, sugerencias e iniciativas que contaron con mayor consenso a lo largo de cuatro meses de trabajo, y un Plan de Acción para el periodo 2010-2012 que permitirá avanzar en la dirección marcada en la Estrategia.

Estrategia Integral para el Impulso del Vehículo Eléctrico


Al igual que toda nueva tecnología, el vehículo eléctrico debe superar ciertas barreras para su introducción, tanto por el desconocimiento de los usuarios de las posibilidades reales y beneficios que le ofrece, como por la necesidad de que la oferta se desarrolle lo más ampliamente posible. Sin duda, el vehículo eléctrico o enchufable convivirá durante muchos años con las actuales tecnologías basadas en el motor de combustión interna.


El objetivo es alcanzar la cifra de 250.000 vehículos eléctricos (puros e híbridos enchufables) en 2014, cifra consistente con alcanzar 1.000.000 de vehículos eléctricos e híbridos convencionales en 2014.

Para alcanzar estas cifras se propone actuar en cuatro grandes líneas:

1. Fomento de la demanda. Acciones para impulsar las flotas públicas y privadas, ayudas a la compra de particulares y programa de ventajas urbanas para los usuarios de vehículos eléctricos.
2. Industrialización e I+D+i. Articulación de programas de fomento del desarrollo e industrialización de los vehículos eléctricos en España, sus componentes y equipos de entorno y programa de I+D+i.
3. Fomento de la infraestructura de recargas y gestión de la demanda. Programa de despliegue de la infraestructura de recarga y medidas de apoyo al vehículo eléctrico y de carga en horas valle.
4. Programas trasversales. Acciones de comunicación y marketing estratégico, aspectos regulatorios, normativos y de supresión de barreras legales, formación profesional específica y especializada.

Plan de Acción 2010-2012


El Plan de Acción traslada las grandes líneas de actuación recogidas en la Estrategia a acciones concretas para permitir sentar las bases que permitan implantar el vehículo eléctrico. Según las previsiones manejadas, al final de su periodo de vigencia se habrán matriculado en España 70.000 vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables.


El Plan consta de 15 medidas: 4 de estimulo a la demanda, 3 de industrialización e I+D+i, 4 de infraestructura y gestión de la demanda y 4 de tipo trasversal.

En conjunto las medidas supondrán la movilización de unos recursos públicos en 2011 y 2012 de 590 millones, que se suman a los 10 millones de presupuesto con que ha contado el proyecto piloto Movele en 2009 y 2010. A continuación de detallan las acciones incluidas en el Plan de Acción:

1. Subvención a la adquisición del vehículo. El importe de la ayuda ascenderá al 20 por ciento del coste con un máximo de 6.000 euros por vehículo para usuarios particulares y flotas privadas. La estimación del coste que tendrá es de 240 millones en 2011 y 2012.

2. Identificación de la demanda de flotas urbanas. Este mismo año se elaborará un mapa de flotas públicas y privadas susceptibles de renovarse mediante vehículos eléctricos.

3. Diseño de ventajas urbanas para el vehículo eléctrico. Elaboración de una guía donde se recojan una serie de ventajas que incentiven el uso de estos vehículos, como la circulación en zonas restringidas, ampliación de los horarios de carga y descarga, reserva de espacios públicos para recargas de flotas que presten servicios esenciales (atención sanitaria, policía). Asimismo, se propone la creación de un sello de Ciudad con Movilidad Eléctrica como forma de reconocimiento público del esfuerzo local para fomentar el uso de estos vehículos y se firmará un acuerdo específico con la FEMP para la difusión y promoción del vehículo eléctrico. Las localidades para las que están pensadas estas medidas son las 145 existentes con más de 50.000 habitantes.

4. Apoyo a la industrialización y la I+D+i. Dentro del apoyo a los sectores estratégicos industriales y a la reindustrialización se priorizarán los planes empresariales que tengan como objeto el vehículo eléctrico. Se prevé destinar 140 millones de euros en 2011 y 2012.

5. Apoyo a tecnologías de comunicación entre la red eléctrica y el vehículo. Mediante el Plan Avanza se articulará una línea para favorecer el desarrollo de tecnologías en sistemas de comunicación para optimizar la carga. La previsión es destinar 35 millones en dos años.

6. Líneas prioritarias de I+D+i para vehículos eléctricos. Esta iniciativa pretende identificar y analizar las tecnologías claves y su difusión en los ámbitos empresariales y de investigación, así como su potenciación, para lo que se estima una aportación de 173 millones de euros.

7. Implicación de las empresas eléctricas. Articulación de medidas de apoyo a la introducción del vehículo eléctrico de forma consensuada con las compañías del sector eléctrico. Estas acciones podrán consistir en descuentos y ofertas para los usuarios de este tipo de vehículos, ofertas de energía a precios que ofrezcan señales de incentivo para cargar en horas valle, análisis de soluciones técnicas para la infraestructura de carga y búsqueda de una solución común para todas las empresas, diseño de acciones comerciales para clientes con vehículos eléctricos.

8. Tarifa de acceso supervalle destinada a promover la carga en horario nocturno e implantación sin coste de contadores con discriminación horaria para todos los ciudadanos que sean usuarios de un vehículo eléctrico para que puedan disfrutar de las ventajas que esta nueva tipología de tarifa supondrá.

9. Arquitectura legal de los servicios de recarga. Creación de la figura del gestor de carga, un nuevo tipo de agente que tendrá determinados derechos y obligaciones; análisis de las barreras y especificaciones de los nuevos servicios en torno a la recarga y/o sustitución de baterías, electrolineras, y posibles servicios a prestar en los aparcamientos y zonas públicas para la recarga, así como elaboración de la normativa necesaria para prestar estos servicios.

10. Marketing estratégico y comunicación institucional. Identificación de las barreras de hábitos y opinión que presenta el vehículo eléctrico, definición y realización de un plan de marketing para superar estas barreras. En conjunto la estimación del coste de estas actuaciones será de 2 millones de euros.

11. Homologación y normalización del vehículo y sus componentes. Identificar barreras regulatorias, legales y de normalización que impidan el desarrollo del vehículo eléctrico para articular los cambios normativos que solventen esta situación por parte de todos los departamentos ministeriales afectados. También en el ámbito normativo será necesario trasponer la directiva europea sobre promoción de vehículos limpios y eficientes (Directiva 2009/33).

12. Formación académica y profesional específica. Proponer una oferta de titulaciones de formación profesional para el desarrollo y fabricación de vehículos eléctricos, mantenimiento, reparación y reciclado.

9 comentarios :

  1. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Cuidado con este tema. Los coches eléctricos pueden no generar C0² en las ciudades, pero la energía que consumen, siendo más limpia que la del petróleo no es a día de hoy completamente limpia ni renovable.

    Tampoco se debe pensar que el coche eléctrico elimina los problemas de atascos, aparcamiento e invasión del espacio público dentro de las ciudades. Por eso, me parece bastante mal que se de privilegios a estos coches para entrar en zonas restringidas. Bastante está costando pacificar y restringir el tráfico, cambiar la mentalidad de no meterse en el centro con el coche como para ahora hacer la promoción contraria, sólo porque la contaminación es menor. Otros incentivos, bueno, pero ese en concreto no.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo villaramblas. Las políticas de peatonalización y recuperación del espacio público, especialmente en las ciudades, no deben cambiar con el coche eléctrico.

    Hay que recordar, como bien haces, que el problema en las ciudades es no sólo un problema de contaminación sino de REPARTO DEL ESPACIO. Los vehículos privados eléctricos seguirán formando atascos, provocando accidentes si circulan rápido y ocupando mucho espacio.

    Por otro lado es justo decir que son más eficientes, silenciosos y limpios.

    ResponderEliminar
  3. <span>Lo automóviles eléctricos que salen en las fotos por ahí ocupan en planta 3.5*1.5=5.25m2 aproximadamente (calculando con unos 3 m de batalla) mientras que el turismo medio viene a ocupar 5.5*2.0=11 m2 ( excepto que se trate del 4*4 en el que mamá va a buscar al niño al cole, que entonces es de unos 9*3=27 m2 en planta).</span>
    Así que, mientras sigan siendo de ese tamaño, no veo del todo mal que se vaya dando prioridad a los eléctricos, y ello por dos razones: la primera la antedicha del tamaño mas reducido que se reservan para sí en el cogollo de las ciudades, y la segunda, teniendo en cuenta que la potencia de esos motores es más limitada, que por su escasa velocidad y volumen sí que contribuyen a pacificar el tráfico, o mejor dicho la circulación.
    ¡Ah!, y no se me olvida la tercera: aunque parte de la energía eléctrica pueda proceder de combustibles fósiles no ocurre con la totalidad, mientras que la que sale del surtidor no hay duda, y esperemos que esta diferencia se acreciente en un futuro.
    Y hay otra cuarta, encima, ¡qué coño!: que estos cochecitos eléctricos serán algo caros pero no tan FANTASMONES ni mucho menos.

    ResponderEliminar
  4. No todos son pequeños como los de las fotos. Fíjate en este artículo, un Cayenne desarrollado por Siemens o en este modelo de Opel, una berlina que parece saldrá a finales de 2011 al mercado...

    ResponderEliminar
  5. "<span>aunque parte de la energía eléctrica pueda proceder de combustibles fósiles no ocurre con la totalidad, mientras que la que sale del surtidor no hay duda, y esperemos que esta diferencia se acreciente en un futuro."</span>

    Si la totalidad del parque automovilístico fuera sustituido de un día para otro por otro análogo con motores eléctricos, habría que destinar todo el crudo, actualmente refinado y vendido en gasolineras, a la producción eléctrica en centrales térmicas. Y ya veríamos si se podrá cubrir la demanda.
    Porque un vehículo de explosión o diesel transforma la energía química del combustible fósil directamente en energía mecánica. Una única transformación.
    En cambio con los vehículos eléctricos hay dos transformaciones: una primera de energía química a energía eléctrica en los grupos de generación, y una segunda de energía eléctica en energía mecánica en el propio chisme.
    Como en cada transformación hay una pérdida sustancial, cuantas más transformaciones más pérdidas. Esto a nivel macro es un factor a tener en cuenta nada desdeñable. Puede ser un derroche.
    Desgraciadamente, no nos sobra la energía.

    Y ya a un nivel más doméstico... que todavía no lo acabo de ver. Eso de que para recuperar la energía necesaria para recorrer 100 km haya que dejar el trasto enchufado tres horas... Y menos aún enchufarlo en la misma calle, expuesto a vete tú a saber qué gamberradas.

    ResponderEliminar
  6. <span>Lole, tienes toda la razón en cuanto a la transformación de la energía; mi frase intentaba aludir sólo a un efecto testimonial que pueda hacer ver a los derrochadores que el crudo no es ni inagotable ni barato, y que no estamos exentos de que se cumpla la prognosis del Prof. Niño y el precio-pico del petróleo se dispare progresivamente a medida que se va siendo consciente de la estrechez de las reservas . </span>
    <span>Porque la "racionalización" en la producción eléctrica es un empeño que ha de llevar su propio rumbo; y esperemos que los sistemas de generación y los rendimientos del futuro nos ofrezcan un esquema estable y asequible, y ojalá que sea todo lo "sostenible" que soñamos.</span>
    Pero todo lo que aquí especulamos respecto a la futura automoción, si hubiera que "sostenerlo" ahora mismo, a todo trapo, solo tendría una base posible: la nuclear (porque a nuestra generación no la veo yo volcada en el ahorro y el reciclaje, no hay más que verlo alrededor de uno, en esta ciudad de Madrid).

    ResponderEliminar
  7. <span>Es verdad. Pero con la potencia instalada que hay en nuestras casas o en los postes a instalar por el Ayto. las baterías de ese monstruo creo que no se saciarían ni en una noche, con lo que todos los días no podría salir a consumir (o como él diría, a circular).</span>
    Eso se queda para los ricachones que vivan en una fortaleza inexpugnable y rebosante de amperios.  

    ResponderEliminar
  8. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Estoy de acuerdo en que se podría primar más a los coches pequeños (independientemente de su fuente de energía). Ya en su momento, fue la apuesta de los Smart, pero parece que la facilidad para encontrar aparcamiento no compensa su precio o su incomodidad, por lo que sí que podrían establecerse algunos descuentos fiscales en los temas relacionados con la ocupación del espacio de aparcamiento (como descuentos en zona azul o en parkings de pago, que ahora paga lo mismo que un coche normal ocupando la mitad).

    ResponderEliminar
  9. Tampoco la energía nuclear parece ser la respuesta al cuello de botella energético que se aproxima. Las reservas de material fisible son también bastante limitadas. Si todos los países de la OCDE emularamos el modelo francés de generación nos las puliríamos en dos patadas.

    No, en mi opinión el futuro de las ciudades pasa por la renuncia voluntaria, salvo excepciones, del vehículo individual y en la densificación en altura para rentabilizar el transporte de masas.

    ResponderEliminar

loading...