miércoles, 11 de diciembre de 2013

Nueva estación de autogás (GLP Automoción) en la calle Alberto Aguilera

Hay 13 surtidores de autogás de Repsol y 171 puntos de recarga eléctrica

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, han suscrito un convenio para impulsar, tanto en la flota municipal como entre los conductores particulares, el uso de vehículos que se mueven con Autogás, el combustible alternativo más utilizado del mundo.

Nueva estación de autogás (GLP Automoción) en la calle Alberto Aguilera
El convenio firmado, con una vigencia de tres años, permite al Ayuntamiento de Madrid y a Repsol renovar sus acuerdos sobre Autogás y avanzar con nuevas actuaciones en la implantación de este combustible alternativo, tanto en las estaciones de servicio Repsol como en el parque de vehículos que lo utilizan. "El futuro de una ciudad como Madrid -afirmó la alcaldesa- va ligado a la capacidad de modernizar su movilidad urbana para hacerla cada vez más sostenible. Algo que, a su vez, permite obtener una mejor calidad del aire y un mayor bienestar para sus habitantes". "El convenio que acabamos de firmar, -prosiguió- es la reafirmación del compromiso de Repsol y del Ayuntamiento de Madrid con la movilidad limpia y la mejora de la calidad del aire".

El acuerdo, que no implica aportaciones económicas, sí obliga a ambas partes a adoptar medidas que favorezcan el aumento del número de vehículos GLP, y de los puntos de repostaje de autogás en la capital. Entre dichas medidas se encuentran la divulgación y concienciación social sobre las cualidades del autogás como combustible limpio; el estudio de nuevos estímulos fiscales o normativos para los vehículos que lo utilicen; la agilización de los trámites administrativos para incrementar la infraestructura de suministro de autogás o la realización de pruebas con un autobús híbrido con GLP por parte de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Autogás en la flota municipal


El Ayuntamiento de Madrid promoverá los vehículos con Autogás en sus flotas, así como en aquellas que son propiedad de las empresas concesionarias. Prueba de ese compromiso con la calidad del aire en Madrid, la Corporación acaba de incorporar 85 vehículos que usan este combustible.

Además, impulsará la homologación por parte de los fabricantes de los vehículos con Autogás en el sector de autotaxi, para el que ya existe una línea de subvenciones municipales y de Repsol.

Red de puntos de suministro de combustibles alternativos

Incremento de la red de repostaje


Por su parte, Repsol se compromete a implantar suficientes puntos de suministro para el repostaje de Autogás en el término municipal de Madrid. La compañía energética prevé alcanzar las 70 estaciones de servicio que ofrecerán este combustible alternativo en la comunidad autónoma en 2015. La extensión de la actual red de repostaje de combustibles alternativos es una de las medidas recogidas en el Plan de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2011-2015. "Una medida a la que se da puntual cumplimiento con las actuaciones recogidas en este nuevo convenio", subrayó la alcaldesa.

Repsol cuenta actualmente con 218 estaciones de servicio en toda España que suministran Autogás, de las que 32 están en la Comunidad de Madrid y 13 en la capital. El último de estos puntos de Autogás ha sido inaugurado por la alcaldesa y el presidente de Repsol en la calle de Alberto Aguilera 9, en la que está considerada como la primera estación de servicio sostenible del mundo.

Los vehículos con Autogás contribuyen a la mejora de la calidad del aire urbano por sus bajas emisiones de partículas y de óxidos de nitrógeno (NOx), y minimizan el efecto invernadero con sus bajas emisiones de CO2. Asimismo, tienen grandes ventajas económicas, ya que su uso permite un ahorro de hasta el 40% respecto a los combustibles convencionales.

Nueva estación de autogás (GLP Automoción) en la calle Alberto Aguilera
En el mercado español circulan más de 25.000 vehículos con Autogás. La Comunidad de Madrid se sitúa a la cabeza del país en este terreno con unos 7.000 automóviles. Se estima que en 2017 esta cifra ascenderá hasta 40.000, aproximadamente un 1% del parque de vehículos.

Incentivos y bonificaciones


Las ventajas del Autogás, que han convencido a más de 10 millones de conductores en Europa y unos 21 millones en todo el mundo, permiten beneficiarse de los programas de ayudas de las distintas administraciones, como el Plan PIVE 4 y el PIMA Aire 2; así como bonificaciones municipales en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) en numerosos ayuntamientos.

El Ayuntamiento de Madrid aplica reducciones del IVTM de hasta el 75 por ciento a los vehículos que utilizan Autogás, y una reducción del 25 por ciento en el coste de la tarjeta naranja a vehículos comerciales dentro de la zona de estacionamiento regulado. También ofrece ayudas al sector del taxi para renovar sus automóviles por otros que utilizan este tipo de combustible. Los taxistas madrileños son el principal colectivo usuario de Autogás en la ciudad.

Mucho tiempo colaborando


La alcaldesa recordó que en la apuesta municipal por la movilidad sostenible, Repsol ha sido siempre un buen aliado. Ya en 2009 ambas instituciones firmaron un convenio marco, dentro del cual "se han efectuado actuaciones significativas para la promoción del autogás en Madrid, como la instalación de cuatro nuevos surtidores en estaciones de servicio de Repsol, con lo que el número de puntos de suministro de este combustible asciende a trece".

Otro logro importante ha sido el impulso dado a la movilidad eléctrica, donde ya existen 171 puntos de recarga (mapa) para estos vehículos en vías y aparcamientos públicos, que se suman a otros existentes en aparcamientos de residentes, sedes corporativas y aparcamientos de flotas privadas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...