sábado, 29 de octubre de 2016

Rehabilitación del Convento de los Capuchinos en Alcalá de Henares

La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Alcalá de Henares han firmado un convenio de colaboración que permitirá finalizar las obras de rehabilitación del antiguo Convento de Capuchinos. Una vez concluyan las obras el edificio se destinará a uso público administrativo, en concreto como sede de la Concejalía de Medio Ambiente del ayuntamiento alcalaíno. El proyecto cuenta con una inversión de 500.000 euros.



El Colegio Convento de Capuchinos fue fundado y construido en el siglo XVII. Cuenta con una superficie construida de 880 metros cuadrados y se encuentra situado en el recinto histórico-artístico de Alcalá de Henares, que fue declarado Conjunto Histórico (BIC) en 1968. El antiguo convento tiene protección urbanística y está incluido en el Catálogo Regional de Patrimonio Arquitectónico de la Comunidad de Madrid.


Desde hace años, los efectos del paso del tiempo han dejado su marca en este conjunto arquitectónico, que ha sufrido importantes daños en su estructura. A pesar de haberse iniciado algunas obras de recuperación en 2008, es necesario continuar con los trabajos, imprescindibles para recuperar la funcionalidad del edificio y garantizar la protección de su valor patrimonial.

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha señalado en la firma del convenio que “las obras tendrán un período de ejecución de 10 meses. Estimamos que se iniciarán en el último trimestre de 2017, ya que previamente habrá que redactar el proyecto y adjudicar las obras”. El proyecto prevé tres fases hasta completar las obras, consistente en la rehabilitación del edificio exteriormente y la reutilización del interior.

Situado en el entorno cultural más emblemático de Alcalá de Henares, junto a la Universidad y el Teatro Cervantes, el Colegio Convento fue construido para acoger una congregación de Capuchinos fundada en 1612. El maestro Pedro de Aguilar trazó y dirigió las obras. En el primer tercio del siglo XIX, el edifico fue desalojado y abandonado tras la Desamortización de Mendizábal. Del primitivo Colegio-Convento sólo queda hoy la iglesia, una de las más bellas muestras del barroco de la ciudad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...