martes, 5 de diciembre de 2017

Campaña para dar a conocer la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de Madrid



Las imágenes de un hombre y una mujer centran una nueva campaña que el Ayuntamiento de Madrid lanza a partir de este lunes en marquesinas de la ciudad. “¿Has perdido algo?” puede leerse en el lugar que deberían ocupar las cabezas de los protagonistas, “encuéntralo en la Oficina de Objetos Perdidos”, se explica después.


De esta manera se da a conocer el servicio público y totalmente gratuito que el Ayuntamiento ofrece para todos esos objetos que se extravían en la vía pública, instalaciones deportivas, oficinas de correos o medios de transporte y llegan hasta la oficina. No son pocos: en la actualidad se encuentran depositados en sus almacenes más de 100.000 elementos de todo tipo.

La finalidad de la campaña es incentivar la devolución del mayor número de objetos posibles a sus dueños. Como media la oficina solo reintegra el 20 % de los objetos que llegan a sus dependencias y por lo general se trata de aquellos elementos que cuentan con datos identificativos y permiten localizar a la persona propietaria. El índice de personas que acuden a la oficina en busca de aquello que han extraviado es todavía bajo.

Para facilitar las consultas, la Oficina de Objetos Perdidos es accesible a través del teléfono (915 279 590), vía correo electrónico (objetosperdidos@madrid.es), mediante un formulario en la web www.madrid.es y por la vía presencial (paseo del Molino, 7)

Qué, quién, dónde, cómo, cuándo, y por qué


El año pasado llegaron a las dependencias municipales cerca de 59.270 objetos procedentes de la vía pública, taxis, metro, trenes, aeropuerto, autobuses, instalaciones deportivas y del SAMUR. Hasta finales de este mes de octubre se había depositado allí 52.821 objetos y la previsión es terminar este año con un aumento del 7 % respecto a 2016.

Sólo se recogen objetos extraviados en el término municipal de Madrid y la mayoría proceden de los distintos medios de transporte.

En estos momentos la oficina guarda más de 109.500 objetos, entre los que sobresalen monederos, carteras, maletas y maletines, móviles y ropa. Pero también hay dinero en efectivo, aparatos ortopédicos, instrumentos musicales, cuadros, plumas, bolígrafos, bastones, muletas, carros de la compra, sillas de bebé, cañas de pescar, juguetes, relojes y hasta un traje de torero. Y cada vez aumentan más los objetos electrónicos como tabletas, portátiles y móviles.

Aunque la cantidad de objetos que entran la oficina es similar todos los meses, sí se observa un mayor repunte en los meses de verano y en navidades.

Cada mes se publica en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM) una relación genérica de los objetos que han llegado a la oficina. Desde entonces comienza el plazo de depósito, que es de dos años. Si la persona propietaria no pasa a recogerlo en ese tiempo, el objeto pasa a ser propiedad de la persona que lo encontró, conocida como la halladora. Si esta última no lo pasa a recoger, pasa a ser propiedad municipal.

Cuando el objeto ya es del Ayuntamiento puede destinarse al aprovechamiento de otros servicios municipales. Así, por ejemplo, las muletas y sillas de ruedas pueden ser destinadas a Madrid Salud y residencias, las maletas a la Policía Municipal para las prácticas de los perros; los electrodomésticos a centros de mayores o juveniles, etc. También se destinan muchos objetos a donaciones a ONG y otras instituciones sin ánimos de lucro.

Una tercera opción es que los objetos no reclamados que hayan pasado a ser de propiedad municipal se subasten. A través de esta vía en 2016 se subastaron 1.300 joyas de plata y oros, relojes, útiles de escritura, aparatos informáticos, discos, bolsos, gafas e instrumentos musicales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...