jueves, 20 de agosto de 2009

Colocación de la pasarela sobre la M-30 junto al Parque de Roma

Entre Retiro y Moratalaz


Dos grandes grúas; cuatro camiones; una quincena de operarios, y una noche por delante para unir dos barrios. Desde la madrugada de ayer, la polémica pasarela entre Moratalaz y Retiro es casi una realidad. La mitad del puente cruza ya la M-30, en la parte contigua a Moratalaz, a la espera de que el próximo jueves se monte la otra parte y la pasarela se inaugure en las próximas semanas.


A las 2.30 del miércoles, aparecía frente al edificio de La Estrella un tráiler con los 45 metros de pasarela. Los operarios llevaban dos horas de trabajos previos y la colocación obligó a cortar durante toda la noche la M-30 dirección norte desde el puente de Vallecas. Todo en un ambiente silencioso en el que sólo se oía el fluido tráfico en dirección sur y alguna voz de los trabajadores. Nadie observaba la maniobra, ni a pie de calle ni por las ventanas de los edificios de El Ruedo y La Herradura, donde viven 597 familias realojadas ni desde el barrio de la Estrella (donde está el parque de Roma y viven 24.500 personas).

Los operarios se afanaron durante toda la noche del miércoles para colocar la pasarela. Primero hubo que asegurar las dos grandes grúas con contrapesos y medir su posición para poder mover los 45 metros de puente. Después, tocó el turno de preparar la pasarela, en cuyos dos extremos se soldaron cuatro grandes enganches desde los que colgarla de las grúas. Y por último, a partir de las cuatro de la madrugada, la labor más complicada: mover la pesada pasarela y colocarla sobre el pilar situado en el centro de la M-30 y el que está a los pies de La Herradura.



Fuente: El País

Hemos escrito anteriormente:
Polémica por la pasarela sobre la M-30 junto al Parque de Roma
Pasarelas peatonales sobre la M-30 este (Pasarela 2)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...