lunes, 3 de octubre de 2016

Plan de renaturalización del río Manzanares, desde Puente de los Franceses a Puente Reina Victoria



El Ayuntamiento de Madrid invertirá 1,2 millones de euros en 2017 para llevar a cabo actuaciones de renaturalización del tramo del Río Manzanares a su paso por Madrid. Esta partida presupuestaria será el punto de partida económico en el desarrollo del Plan de Renaturalización del río Manzanares que ha presentado esta mañana (viernes 30 de septiembre) la delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, el coordinador del Área, José Antonio Díaz Lázaro, la concejala del distrito de Arganzuela, Rommy Arce y el coordinador del área de Agua de Ecologistas en Acción, Santiago Martín Barajas.


Este plan de renaturalización está contemplado en el Plan de Gobierno Municipal, aunque no será la primera actuación de este ambicioso proyecto, que arrancó en mayo con la apertura de varias presas.

Es un proyecto según Inés Sabanés, delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad “que parte del concepto de un río que es un ecosistema vivo, no es un canal, ni un lugar donde desaguar aguas contaminadas, sino que es un ecosistema que como tal, tenemos que tratar. Porque tenemos la obligación como Ayuntamiento, dentro de las competencias de mantenimiento del río, de recuperar y conservar a nivel social (porque es un bien de todos), a nivel ecológico y a nivel legislativo, el Manzanares. Las directivas marco y diferentes recomendaciones indican la necesidad de dar naturalidad y valor ecológico a los ríos, también en los contextos urbanos.”



Dentro de sus competencias en materia de mantenimiento del río en el municipio de Madrid, el consistorio ya ha llevado a cabo en mayo de este año la primera medida: se han abierto permanentemente varias presas en el entorno urbano, en concreto de la número 4 a la número 9 (desde el puente de los Franceses hasta el puente de la Reina Victoria). La finalidad ha sido recuperar de forma parcial la dinámica fluvial natural tanto de caudales como de erosión y sedimentación, que anteriormente a la apertura no se podían dar por la presencia permanente de la lámina constante de agua.

Según ha querido destacar el coordinador del área de Agua de Ecologistas en Acción, Santiago Martín Barajas, esta primera fase ha sido un éxito y el río ha respondido muy bien. “Durante décadas el río Manzanares ha sido una sucesión de grandes piscinas de agua oscura donde no se veía el fondo y que soltaba potentes olores fundamentalmente en verano. Ahora es un río de verdad, es un río que corre, un río con sus plantas, con sus animales… Antes era agua embalsada y ahora se ve el fondo, se oye el agua, ahora el río suena y el paisaje es mucho más agradable y está lleno de vida”.

Tras esta primera actuación, han aparecido espontáneamente árboles autóctonos ya de 3 metros y medio y se pueden observar especies de peces como la carpa, alburno, pez gato o barbo y aves como el ánade real, gallinetas, garza real, garceta común o martinetes. Y según apunta Santiago “si sigue esta progresión, que previsiblemente se producirá, Ecologistas está convencido de que en un par de años, aquí ya vivirán de forma estable especies de gran interés natural como por ejemplo la nutria.”

Los responsables de la Dirección General de Agua y Zonas Verdes, del Área de Medio Ambiente y Movilidad han redactado el proyecto de renaturalización del primer tramo (desde el puente de los Franceses hasta el puente de la Reina Victoria), y le han dotado de 1,2 millones de euros para, en el próximo año, eliminar parte de la escollera superior y la revegetación del talud de la misma y de su plataforma superior, con especies de las series de vegetación potencial de la ribera del río Manzanares. También se eliminarán las especies vegetales alóctonas (no autóctonas). Todas las actuaciones se han diseñado teniendo en cuenta el límite del Dominio Público Hidráulico.



Este proyecto ha sido trabajado de la mano de Ecologistas en Acción, que presentó al Ayuntamiento en enero del presente año un plan de naturalización y restauración ambiental del río Manzanares, considerando que era un proyecto realista y viable que produciría una mejora sustancial de las funciones ambientales y sociales del río. Tras el consiguiente estudio y varias medidas de ajuste por parte de los responsables municipales, con este anuncio se ha decido dar curso al proyecto.

Los objetivos principales de esta primera fase presupuestaria consistirán en trabajar sobre un tramo rectilíneo, de unos 1,3 km de longitud, en la que actualmente se haya una sección en forma de trapecio y taludes con protección de bloques de escollera, acumulados de forma irregular y sin material cementante. La vegetación arbustiva y arbórea es casi inexistente o está en mal estado y prolifera la presencia de especies exóticas e invasoras.



Las actuaciones se centrarán en la naturalización de las márgenes. En el diseño del proyecto se ha tenido muy en cuenta que las actuaciones propuestas no generen riesgo hidrológico de ningún tipo, que no interfieran con el funcionamiento habitual de la ciudad, y que no supongan un desembolso económico elevado. Por tanto, teniendo en cuenta el coste económico que conlleva, el proyecto implica una alta rentabilidad ambiental y social.

En todas las fases del Plan se está teniendo en cuenta las necesidades de vecinos y de posibles colectivos afectados por esta renaturalización del Manzanares. Desde el inicio y en el futuro se han mantenido reuniones y mecanismos de participación. En el caso de las escuelas de remo, según ha recordado Sabanés se ha mantenido contacto con la Federación madrileña de remo desde el principio. “Además hay que tener en cuenta que en cualquiera de los casos hiciéramos ese proyecto o no, es una presa que requiere obra y reparación”. Al abrir las compuertas de la presa número 9 aprovechando las vacaciones de las escuelas de remo se detectó una avería.



Se valora en este caso y hasta que se busque una solución alternativa “el hecho de que pueda permanecer a partir de la 9 el agua embalsada por un tiempo, una vez terminada la obra de reparación.”


Actuaciones


En concreto, en esta primera fase se llevarán a cabo las siguientes labores:


  • Eliminación de especies alóctonas (ej. ailanto).
  • Naturalización de las márgenes: eliminación de parte de la escollera y modificación topográfica, recebado del resto de la escollera y plantación arbórea, arbustiva y de estaquillas de especies de la cuenca del Manzanares.
  • Otras actuaciones: instalación de barandillas en ambas márgenes y paneles informativos.



Datos principales de la primera fase del Plan



Total plantaciones: 16.831 plantas:

  • Árboles: 1.224; Arbustos: 3.235; Estaquillas: 12.372
  • Especies (series de vegetación potencial de la ribera del río Manzanares): Fresno (Fraxinus angustifolia), Olmo (Ulmus minor), Álamo blanco (Populus alba), aliso (Alnus glutinosa), majuelo (Crataegus monogyna), saúco (Sambucus nigra), rosa silvestre (Rosa canina), taray (Tamarix gallica), aliso (Alnus glutinosa) y sauces (Salix salviifolia, Salix alba, Salix atrocinerea, Salix fragilis)
  • Introducción del olmo (Ulmus minor) entre las plantaciones, cuya desaparición ha sido debida a la grafiosis, así como del aliso (Alnus glutinosa), que ha disminuido notablemente su presencia en mucho ríos

Retirada de escollera: 1.474 m3. Esta escollera se acopiará para su posible reutilización posteriormente en los tramos 2 y 3

Instalación de barandilla: 2.329 m (incluye ambas márgenes)

Eliminación de especies alóctonas: árbol del cielo o ailanto (Ailanthus altissima) incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (Real Decreto 1628/2011): 0,5 ha.



Tras esta primera fase, y en función del propio comportamiento del río tras estas actuaciones, en tanto que ecosistema vivo del que dependen múltiples especies de fauna y flora, el Ayuntamiento podrá acometer actuaciones en los siguientes tramos de la parte del río que atraviesa el entorno urbano de Madrid, actualmente en estudio y observación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

loading...