martes, 24 de junio de 2008

La nueva variante oeste de Valdemoro M-423



(vía Madrid.org)

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha inaugurado la variante oeste de Valdemoro, vía de 5,4 kilómetros de longitud que ha supuesto una inversión de 32 millones de euros y beneficiará a 115.000 madrileños. Con las actuaciones previstas en la zona, Aguirre ha avanzado que va a convertir Valdemoro en un punto nodal de las nuevas comunicaciones del sur de la región.


Ver mapa más grande

La carretera inaugurada, la M-423, es el tercer tramo de autovía puesto en servicio en la legislatura. Cuenta con dos calzadas de dos carriles cada una y aliviará en buena medida el tráfico de la carretera de Andalucía (la A-4) a su paso por Valdemoro, ya que según las estimaciones de la Administración regional la utilizarán diariamente 17.000 vehículos, de ellos 2.900 pesados.

Asimismo, en los próximos meses se iniciará la construcción de dos nuevas carreteras al norte y al sur de la M-423. Este próximo septiembre se comenzará la nueva autovía M-404, que en su primera fase recorrerá todo el límite sur de la Comunidad desde Ciempozuelos hasta Griñón y tendrá salida a los nuevos desarrollos de Valdemoro Sur. Además, en 2009 arrancará la construcción del tramo oeste de la M-410, una nueva carretera de 8,5 kilómetros que unirá Pinto y Valdemoro con Parla.

A la vuelta de verano la Comunidad de Madrid empezará a construir el nuevo enlace que completará esta M-423 y que dará acceso al área de nuevos desarrollos y al Hospital Infanta Elena.

La nueva circunvalación conecta el área oeste del municipio con la autovía de Andalucía, la Radial 4, así como con las carreteras M-506, M-404, M-942 y la M-410. La vía discurre por el oeste de Valdemoro, comenzando en la confluencia de la autopista radial R-4 con la carretera M-404, y terminando con un enlace que conecta con la M-506. La nueva autovía beneficiará no sólo a los vecinos de Valdemoro, sino también a las localidades de Torrejón de Velasco, Pinto y San Martín de la Vega.

Puente de la Pedrera, en Aldea del Fresno

pincha en la imagen para ver su situación
Se comenzó a construir en 1761 “con pilastras de piedra y piso de madera” según consta en la licencia concedida por el Real Consejo de Castilla.

Este puente supuso un importante avance para las comunicaciones pues, hasta entonces, sólo había dos puentes que permitieran el transporte de mercancías de un lado a otro del Alberche. Fue restaurado en los años 90 por la Comunidad de Madrid conservando los antiguos pilares y la madera.

(El texto y la imagen están extraídos de la guía "Puentes Históricos en la Comunidad de Madrid", editada por la Comunidad de Madrid a través de la Consejería de Cultura y Turismo)

lunes, 23 de junio de 2008

¿Encontró Mat Damon su identidad en Madrid?

No se puede desvelar, pero sí es cierto que en la reciente película El ultimatum de Bourne, el protagonista pasó por Madrid. En las aventuras de este desmemoriado espía uno viaja con él por todo el mundo, reconociendo siempre algunos símbolos de la ciudad que pisa a la vez que le pisan los talones.



Hace ya año y pico que se rodaron en la capital escenas donde aperecen el invernadero de la estación de Atocha, la Castellana, o la calle Vírgen de los Peligros. Sin olvidar esa toma aérea de la capital resaltando el director la plaza de las Ventas. A mí se me quedó en la retina nuestra policía y un clásico parquímetro. No doy para más. Os dejo con dos o tres vídeos sobre la misma:

Making off del rodaje en Madrid:



Escena del apartamento de Daniels. En el primer vídeo, Atocha y la panorámica:





Como os dije en la anterior (Ahí se colgó Santiago Segura: Schweppes) no dudéis en recomendarme otras películas donde los símbolos de la capital hayan sido protagonistas -aunque sea secundarios- de las mismas. Pero lo sé, como eso no ha ocurrido tantas veces podemos hablar de la que queráis.

;)

El Palacio de la Música echa el telón

23 de junio de 2008
Por Liberal_Madrid



El emblemático cine de Gran Vía 35, casi vacío, proyectó ayer su última sesión tras 82 años de actividad según la informa elpaís.com

Fue, "tal vez, el mejor cinematógrafo de Europa", según se dijo en el Abc del 14 de noviembre de 1926, día siguiente al de su inauguración: "El Palacio de la Música es un prodigio de lujo, buen gusto, comodidad, elegancia…". Tenía unas 2000 localidades y allí se estrenaron la primeras películas de Joselito o Marisol, y películas de Cukor, Bergman, David Lean, Orson Welles, Hitchcock, Almodóvar, Clint Eastwood…

El cine, construido por el arquitecto Secundino Zuazo, fue inaugurado con un concierto ya que el nuevo cinematógrafo era también lugar de conciertos, especialmente los viernes por la tarde con la Orquesta Nacional y albergaba en su sótano una sala de fiestas. En el exterior destaca la fachada, de concepción claramente clasicista, mientras que en el interior es interesante su decoración barroca. Cuando a principio de los años ochenta comenzó la primera crisis de las salas cinematográficas, el Palacio de la Música se transformó en tres salas aprovechando buena parte de los bajos en que se había situado aquella sala de fiestas. Se perdió entonces parte de su encanto pero esta adaptación tuvo que ser realizada por numerosos cines de su entorno para sobrevivir.

El caso es que la mítica Gran Vía, que se llamó "el Broadway madrileño", se está quedando sin cines. Desaparecieron el Azul, Pompeya, Rex, Imperial, Avenida… y siguen amenazados los pocos que quedan. Con el cierre del histórico cine, sólo quedan ya en la Gran Vía tres salas: el Palacio de la Prensa, el Capitol y el Callao. 18 cines han sido cerrados en el centro de Madrid en los últimos cuatro años. En el año 2000 había 13 cines en la Gran Vía. El cine Avenida fue el último en cerrar, el año pasado.

Después del verano, según fuentes de la empresa, es probable que empiecen las obras que convertirán sus casi 4.000 metros cuadrados en un auditorio, aunque los compradores, la Fundación Caja Madrid, y los propietarios, con el constructor valenciano Juan Bautista Soler a la cabeza, aún están pendientes de una última reunión, el próximo lunes, para cerrar definitivamente la compra. Cuánto pagará la Fundación Caja Madrid por los cines es una incógnita que nadie quiere desvelar. Los Soler aún son propietarios de los cines Acteón, de los Morasol y de los teatros Amaya.

En fin, dentro de lo malo, parece que el Palacio de la Música se convertirá en sala de conciertos, devolviéndole así al local su esencia primitiva. Pero entre sus paredes seguirán los ecos cinematográficos que le dieron vida y son ya historia, las imágenes que permanecen en la retina de los afortunados espectadores que disfrutaron de una sala que presumía, y con razón, de ser uno de los mejores cines de Europa.

Oficina de Objetos Perdidos

Si has perdido unas llaves, la cartera, el monedero, unas gafas, el móvil, la cámara de fotos, el casco de la moto, tu DNI, el pasaporte… y por qué no, un collar de perro, o un carrito de bebé, puedes pasar a recogerlo por la Oficina de Objetos Perdidos situada en el Paseo del Molino 7 y 9, en horario de nueve a catorce horas de lunes a viernes.

En estas dependencias municipales se almacenan los objetos encontrados en taxis, autobuses, Metro, RENFE, AENA, museos, y vía pública. Al parecer sólo un 30% de los objetos almacenados son reclamados por sus dueños, y allí siguen esperándoles objetos tan curiosos como dentaduras postizas, una lavadora que alguien dejó en un taxi, unas muletas, o un cortacésped.

Para retirar los objetos es necesaria la presentación del DNI o pasaporte, y la descripción del objeto, lugar y fecha aproximada de la pérdida. Transcurrido el plazo de dos años de depósito y si el objeto no ha sido reclamado por su dueño, se notifica al hallador, que podrá retirarlo en el plazo de treinta días.

Mensualmente se publica en el Tablón de Anuncios y en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid una relación genérica de objetos que han tenido entrada en la Oficina de Objetos Perdidos en el mes correspondiente.

Empiezan las obras del obelisco de Calatrava

Se apagó la Fuente de la Plaza de Castilla, y la semana pasada empezaron las obras para colocar en su lugar el obelisco de Calatrava. Por suerte, de momento, las obras no afectarán a la circulación.


Los primeros trabajos han consistido en vallar el perímetro de la plaza y desmontar la fuente, para trasladarla a una nueva glorieta en Vicálvaro. Esta primera etapa concluirá a primeros de julio.


La segunda fase, que se prolongará hasta finales de este año o principios del 2009, será el pilotaje del obelisco. Se preparará la cimentación del trípode de acero que sostendrá el monumento salvando el túnel de tráfico del Paseo de la Castellana, y que formará un tronco de cono elevado en su vértice seis metros sobre el rasante de la plaza y con una anchura de unos tres metros.

Sobre ese trípode se levantará la pieza central, en forma de mástil vertical cilíndrico de acero, de 2 metros de diámetro y 93 de alto. Al mástil cilíndrico irán fijadas exteriormente 462 'costillas' basculantes de bronce dorado, de 7,70 metros de alto cada una, agrupadas en once tramos enlazados en sus extremos superior e inferior.

Unos mecanismos dotarán de un movimiento suave basculante a las 'costillas' que producirá un efecto de onda ascendente a lo largo del fuste. Además, el monumento estará iluminado desde su base y todo a lo largo del perímetro exterior del tronco de cono que lo sostiene.

(Las imágenes son de las cámaras de tráfico del Ayuntamiento de Madrid: Pl. Castilla Sur)

Presentado el anteproyecto del CICCM

El 11 de diciembre de 2007 asistimos al acto de la firma del contrato de redacción de proyecto y dirección de obra, entre el presidente de Madrid Espacios y Congresos, Luis Blázquez, y el equipo de arquitectos ganador del concurso de ideas, formado por Emilio Tuñón, Luis Moreno Mansilla y Matilde Peralta del Amo (para el que quiera recordarlo, aquí un resumen visual).


En su discurso, el Alcalde empezó destacando que en tan solo 14 meses, estaría redactado el Proyecto del Centro Internacional de Convenciones de la Ciudad de Madrid, para seguidamente poder acometer las obras que estarían acabadas antes de que finalizase la legislatura.

Han pasado seis meses desde entonces, y el equipo redactor ha presentado ya el anteproyecto del nuevo Centro Internacional de Convenciones de la Ciudad de Madrid, que ha sido aprobado en su última reunión por la Junta Directiva de la empresa pública municipal Madrid Espacios y Congresos.

Ya queda menos para que podamos ver cómo será el Proyecto definitivo del CICCM, aunque de momento tendremos que conformarnos con la última imagen que colgó el equipo redactor en su página web de cómo será la fachada: